13 de agosto de 2019
13.08.2019

Las Regueras saborea la fiesta

Santullano repartió ayer 800 bollos de chorizo antes - de cerrar el programa con una gran verbena

13.08.2019 | 00:49

Las fiestas de Santullano, en el concejo de Las Regueras, se despidieron ayer con orquestas ("Cuarta Calle" y "Waikas Family") y 800 bollos de chorizo repartidos entre los vecinos. El festejo lleva celebrándose más de cincuenta años de forma ininterrumpida, "pese a las trabas y a las complicaciones", cuenta Esther Martínez, vecina de la localidad.

La lluvia del domingo causó la cancelación de los juegos tradicionales para los más pequeños, entre los que se incluía una carrera de "panoyes" y el tiro de cuerda. Sin embargo, ese fue el único impedimento que generó el agua en unas fiestas que este año tuvieron más afluencia de gente que el pasado. "Esta edición cambiamos la fecha y no coincidimos con las fiestas de las localidades vecinas, quizá fue por eso", explica Gustavo Fernández, presidente de la Comisión de festejos de Santullano.

La localidad es una zona con una gran tradición equina y, por eso, sus fiestas también están centradas en estos animales, con una ruta a caballo de más de 22 kilómetros. Fue desde el desayuno del sábado hasta la comida, con una gran corderada para la que se vendieron 160 tickets, 55 más que el año pasado. También destacó el concurso de brisca y parchís, en el que, en total, se inscribieron cincuenta vecinos de la localidad. Los ganadores recibieron un premio en metálico del treinta por ciento de la recaudación y un trofeo.

Orquestas

La tarde de ayer fue la más tranquila de las fiestas, porque se estaban ultimando los preparativos para la noche. Las orquestas encargadas de amenizar la velada final de las fiestas iban a ser "Cuarta Calle" y "Waikas family", después del reparto del bollo, a las 20.00 horas.

"Es una fiesta con una tradición y un ambiente muy familiar", comenta Esther Martínez, que trabajó en la comisión organizadora hace algunos años. Y en familia también se celebró la comida del domingo, a base de cordero, ensalada, arroz con leche y helado.

"Por suerte, la lluvia nos cogió cuando estábamos todos metidos en la carpa y no tuvimos grandes impedimentos para disfrutar de las fiestas", comenta Gustavo Fernández, que se despidió ayer de la festividad de Santullano hasta el año que viene. Las fiestas ya cumplieron las "bodas de oro" y van creciendo año tras año.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído