14 de agosto de 2019
14.08.2019

La hostelería alerta de una "ligera caída" de la facturación en lo que va de verano

La ocupación de los hoteles es similar a la del mismo periodo de 2018 a costa de una bajada de los precios, afirman los profesionales del sector

14.08.2019 | 01:10
Turistas en la plaza de la Catedral.

El turista medio que reserva en verano una plaza de hotel en Oviedo elige la ciudad como "base de operaciones", pero pasa la mayor parte del día fuera, especialmente si hace buen tiempo. Los profesionales de la hostelería y hotelería alertan de un "ligera caída" en la facturación en lo que va de verano con respecto al mismo periodo del año anterior. Si bien bares y restaurantes ingresan menos, el nivel de ocupación se mantiene porque los establecimientos turísticos (hoteles, hostales o apartamentos) también han bajado los precios. Así lo asegura David González Codón, presidente de la junta local de Otea (Asociación de Hostelería y Turismo en Asturias). "El verano no ha acabado y somos optimistas para lo que queda de agosto y para septiembre", matiza.

A falta de tener los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) sobre pernoctaciones, tiempo medio de estancia y precios del verano de 2019 en Oviedo, buena parte de los hoteles mantienen el precio de la temporada baja (los meses o épocas que tradicionalmente no son de vacaciones) o hacen una rebaja sobre el precio estipulado en la temporada alta. Por ejemplo, un hotel de dos estrellas en el centro ofrece una habitación para dos personas el fin de semana del 23 al 25 de este mes por 140 euros (70 euros por día) cuando en otras ocasiones el montante llegaba a los 85 euros por jornada.

Los profesionales atribuyen el descenso en la recaudación de la hostelería a dos factores; el buen tiempo -que juega en contra de la capital asturiana, porque los viajeros optan por la costa cuando hace mucho calor- y la escasez de actividades de ocio. "El turista duerme en Oviedo y pasa el día en la costa, por lo que consume más fuera que dentro. Ha habido muchos días de más de 30 grados de temperatura en los que la gente se fue de la ciudad. Es innegable que Oviedo tiene muchos atractivos como el Prerrománico, el Bellas Artes o la Catedral, pero se echa en falta programación propia festiva para retener al turista. En cualquier caso, creo que hay que dar tiempo al nuevo equipo de gobierno en el Ayuntamiento para que se planifique", sostiene el presidente de la junta local de Otea. Las previsiones del sector para el resto del verano son optimistas porque las reservas hoteleras están ya a un nivel medio-alto.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook