19 de agosto de 2019
19.08.2019

La lluvia no pudo con la concentración de coches clásicos de Tudela Veguín

Las fiestas concluyen hoy con el reparto del bollo, una jira campestre y la verbena nocturna

19.08.2019 | 01:08
Santiago Fernández, con su Seat 800, en la concentración de coches clásicos de Tudela Veguín.

Los organizadores de las fiestas de Tudela Veguín ya adelantaban durante la tarde del sábado que ni la concentración de coches clásicos ni la ruta que más tarde harían por los valles del Caudal y el Nalón "se iban a cancelar por la lluvia". Y cumplieron su palabra, no solo no suspendieron sino que uno de los asistentes comentaba con sorna que la tormenta solo había hecho "brillar aún más la carrocería" de los vehículos.

Lo que sí que no pudo ser fue la procesión que estaba previsto que tuviese lugar tras la misa solemne del mediodía. Pues las tormentas de ayer obligaron a la Cofradía de los Caballeros Legionarios de Asturias a quedarse en casa. Aunque, irónicamente, el agua no fue capaz de aguarles la fiesta a los vecinos de Tudela Veguín. A pesar del contratiempo de la procesión, la programación prosiguió como estaba previsto. Pese a las prisas por encontrar una carpa con capacidad suficiente, la organización consiguió alojar a los doscientos asistentes que quisieron disfrutar de la clásica caldereta de cordero de la fiesta.

Algo que, sin duda, ayudó a coger fuerzas para la noche, que iba a correr a cargo de "De Sur a Norte" y "El pincha de tu boda". Un previo al día grande, que todos dicen que será "el de hoy". Una jornada frenética que, ya por la mañana, comenzará con un pasacalles y el reparto de bollo y vino en el bar de la fiesta, alargándose hasta la madrugada con una jira campestre y la que será la cuarta verbena consecutiva del programa, amenizada por la "Orquesta Cañón".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído