19 de agosto de 2019
19.08.2019

La reparación de la estructura sigue pendiente pese a la alerta de los técnicos

19.08.2019 | 01:08

El Carlos Tartiere tiene pendiente la rehabilitación de la estructura, calificada de "urgente" por los técnicos que la han analizado. La actuación quedó paralizada durante el mandato del tripartito por la negativa de un alto funcionario municipal a aceptar el proyecto presentado por el arquitecto asturiano al que se le encargó una solución para los múltiples desperfectos detectados.

Las deficiencias en la estructura del Tartiere son conocidas desde que, a finales de 2016, la firma Ingenieros Asesores de Construcción dio la voz de alarma y recomendó la ejecución de "obras de reparación de todos y cada uno de los elementos estructurales del inmueble cualquiera que sea su ubicación", con trabajos en la estructura de las vigas, pilares, muros, forjados de hormigón armado y prefabricado de los paneles de fachada, acero estructural, cerchas, celosías y tirantes de la cubierta, incluyendo anclajes y uniones.

El Ayuntamiento adjudicó en julio de 2017, con un coste de 9.500 euros, el proyecto para la estructura. Según el ingeniero adjudicatario, la complejidad, la cuantía, la "urgencia" de la actuación y la aparición de nuevos desperfectos que no figuraban en el inventario inicial provocaron que se realizaran diversas entregas parciales, hasta que en septiembre d ese año se completó el proyecto. Un mes después, el funcionario responsable del contrato solicitó modificaciones y aclaraciones al redactor, quien en noviembre de 2017 recibió el encargo de redactar de nuevo el proyecto, con un alcance menor que el inicial para reducir el presupuesto, dejándolo en 800.000 euros frente a los dos millones de la propuesta inicial.

El arquitecto entregó a finales de noviembre la nueva versión del proyecto, acompañada de la factura, que le fue devuelta después de que el empleado municipal comunicara más objeciones al proyecto. Ante el bloqueo de la situación, el profesional ha puesto el caso en manos del Defensor del Pueblo.

Otra de las actuaciones pendientes en el Tartiere es la ejecución de un nuevo acceso alternativo a la gran escalera de la avenida de Alejandro Casona. La iniciativa optó a contar con financiación a cargo de la última partida habilitada por el tripartito para los presupuestos participativos, pero quedó excluida. Tras ese revés, el gobierno de izquierdas se comprometió a sufragar con fondos ordinarios las obras, consistentes en una pasarela del talud de la Ería al parking, pero no llegaron a ejecutarse.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído