21 de agosto de 2019
21.08.2019

El zasca del dueño de un bar de Oviedo a un cliente que se quejó por la actitud de un camarero

El hombre recriminó al trabajador sin saber la historia que había detrás de cierta "actitud borde"

21.08.2019 | 12:35

A veces las redes nos juegan malas pasadas. Y los comentarios despectivos hacia trabajadores de la hostelería también. Eso lo saben muy bien los dueños de restaurantes y bares de todo el Principado que cada vez están más preocupados por lo que los clientes escriben de ellos en internet. Muchos se quejan, incluso, de que en determinados portales de recomendaciones se incluyen reseñas de personas que ni tan siquiera han estado en sus clientes. Hace unos meses las iras de las redes las vivió en sus propias carnes un camarero de Oviedo que estaba enfermo y al que le criticaron por su mala actitud ante los clientes. 

La situación tuvo lugar en uno de los establecimientos de hostelería más conocidos de Oviedo al que el cliente en cuestión fue a tomar una botella de sidra. Una consumición que, a juzgar por su comentario posterior, no disfrutó demasiado. "De esos sitios a los que no volverías. Simplemente entramos a tomar unas sidras y nos fuimos a la segunda. Eran las 13:30 y ni una tapa. El camarero con cara de borde y apoyado en la barra. Hay sitios en los que me tratan mejor, gracias", sentenció el internauta en un comentario redactado poco después de ponerle dos estrellas de cuatro al restaurante en la citada web de opiniones. La reacción del dueño del local (y de paso el zasca) no se hicieron esperar.

La respuesta 

"Siento su experiencia, nosotros a la una siempre tenemos bandejas de aperitivo en la barra para que lo coja quién le apetezca. Y que el camarero estaba apoyado en la barra me extraña porque no le da tiempo, a lo de que tenía mala cara o de borde como dice usted... ¿no puede ser que tuviese un problema o no se encontrase bien? Pues se lo voy a decir yo: no se encontraba bien y no quiso irse para su casa para no tener que llamar a un compañero que estaba de vacaciones. Usted lo crítica, yo le felicité. Un saludo", contestó el hostelero en su comentario al que nadie volvió a contestar. A pesar de todo a buen seguro que el aludido lo ha recibido a través de la aplicación de la página para dejar comentarios, que avisa en cuanto el dueño del restaurante en cuestión ha contestado a la opinión del usuario registrado en su página web. En este enlace puedes leer otra historia similar que le pasó, en esta ocasión, a un restaurante de Gijón especialista en cachopos

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook