01 de septiembre de 2019
01.09.2019

El otro Cristo: una decisión de un ayuntamiento de Toledo colapsa el móvil de un tatuador de Oviedo

La confusión con un número de información sobre los cortes de tráfico en unas fiestas satura el teléfono del asturiano

01.09.2019 | 01:16
Maurizio Antonucci, ayer, en su estudio, consultando los mensajes. Laura Caraduje

Este fin de semana se celebran las fiestas del Santísimo Cristo de la Salud en la localidad de La Puebla de Almoradiel, una población de poco más de 5.000 habitantes en Toledo. El concejal responsable de los festejos decidió informar a sus vecinos de los cortes de tráfico durante la celebración buzoneando un comunicado. Lo entregó en todas las casas del pueblo y, al final del texto, decía que quien tuviese dudas se pusiese en contacto con la Policía Local o enviase un WhatsApp (mensaje de texto) a un teléfono móvil. Hasta ahí, todo correcto. El problema es que al concejal le "bailaron" dos números y el teléfono de información resultó ser el de Maurizio Antonucci, propietario de un estudio de tatuaje en la calle Principado de Oviedo.

El tatuador se encontró con que a su teléfono llegaban cientos de mensajes de consultas sobre aparcamientos, las salidas de emergencia y las calles cortadas. "Es una locura", dice. No entendía nada. Buscó en internet y encontró el panfleto de información de las fiestas. En ese momento, comprobó que allí estaba su número de teléfono. Un error simple, de un "619" como los tres primeros números, a un "691". Antonucci se puso en contacto con la Policía Local de La Puebla de Almoradiel y no le ofrecieron soluciones. "Me dijeron que el papel estaba repartido por todo el pueblo y que no veían solución, pero nos reímos mucho", dice el tatuador ovetense, que optó por tomárselo a broma. "Estoy por coger el coche e irme a las fiesta del pueblo, ya que igual me hacen pregonero", bromeaba ayer. Eso sí, las risas se las echó después de bloquear el servicio de mensajería de su teléfono. Ayer, a las dos de la tarde, la cosa estaba tranquila. Sin embargo, "por la noche es terrible, y la Policía de allí ya me ha dicho que las fiestas se alargan hasta este lunes".

El tatuador colgó un vídeo en Facebook informando a sus amigos y clientes de que si le enviaban un mensaje en los próximos días tal vez tardaría en contestarles.

Ahora, Antonucci sabe todo lo que se puede saber sobre La Puebla de Almoradiel. "Es un pueblo pequeño, pero alguna casuca tiene", explica. Y sigue con la broma, "espero que el edil, en un exceso de celo, no repartiese el panfleto por los pueblos de alrededor".

El martes todo volverá a la normalidad y este tatuador de la calle Principado no tendrá que preocuparse de explicar a los vecinos de un pueblo de Toledo dónde deben aparcar durante las fiestas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído