05 de septiembre de 2019
05.09.2019

"Teniendo el Centro Asturiano no hace falta playa", dicen los "Abuelos del año"

El matrimonio formado por Fernando Barril y María Alegría Flórez recibió ayer el galardón tras más de medio siglo siendo socios

05.09.2019 | 01:45
null

Fernando Barril y María Alegría Flórez son historia viva del Centro Asturiano de Oviedo y por eso ayer recibieron el calor y el reconocimiento del resto de socios de la entidad. Este matrimonio, él de 76 años y ella de 74, un comerciante jubilado y una ama de casa, fueron nombrados "Abuelos del Año" durante uno de los actos más tradicionales de las fiestas de Nuestra Señora de Covadonga. Sus más de cincuenta años de socios y su vinculación a las actividades y vida social del centro les han hecho merecedores de un galardón que se han ganado con creces. "El Centro Asturiano tiene mucho que ver en nuestro matrimonio y en toda nuestra familia. Aquí vivimos nosotros, criamos a nuestros hijos y traemos a nuestros nietos", asegura Fernando Barril.

Barril, por ejemplo, se enamoró del Centro Asturiano "cuando se hacían aquellos bailes de Navidad tan bonitos en las instalaciones de Uría". En el año 1966 se hizo socio con el conocimiento de que la entidad tenía mucho futuro. "Por aquel entonces sólo estaba lo de Uría. Arriba no había nada, sólo dos edificios derruidos y un nido de ametralladora en el medio", añade el "Abuelo del año". Por aquel entonces la cuota de los socios eran "unas quince pesetas al mes", menos de diez céntimos de euro. "No era nada caro y pude permitírmelo", añade.

No fue en uno de los bailes de Navidad donde le echó el ojo a su futura mujer, pero fue "en otros guateques". María Alegría Flórez es natural del Naranco y Fernando Barril de La Argañosa, son de Oviedo "de toda la vida" y pronto se unieron para formar familia. "Tenemos un hijo y una hija y los dos se criaron en el Centro Asturiano. Para nosotros este sitio forma parte de la familia. Ahora tenemos una nieta que también es socia", señala María Alegría Flórez.

Como dice el presidente del Centro Asturiano, José Manuel Granda, Fernando Barril y María Alegría Flórez, "son gente de la casa". No en vano, el matrimonio sube a diario a disfrutar de las instalaciones del Naranco y lleva muchos años haciéndolo. "Ahora yo juego al billar y mi mujer al parchís, pero yo estuve jugando al fútbol en el equipo de veteranos hasta que cumplí los cincuenta años. Aquí tenemos de todo para disfrutar y nos gusta aprovecharlo junto a toda la familia", asegura Barril. "De hecho no nos hace falta ni ir a la playa en verano porque con las instalaciones que tenemos en Oviedo hay más que suficiente", añade.

Tanto Fernando barril como su mujer tuvieron que esforzarse ayer para que no les cayesen las lágrimas a la hora de recibir el reconocimiento de sus amigos. "La verdad es que para nosotros es muy emocionante porque llevamos al Centro Asturiano en el corazón", señala María Alegría Flórez.

Las fiestas de Nuestra Señora de Covadonga continuarán hoy con una jornada repleta de actividades entre las que destaca el concurso infantil de dibujo, que dará comienzo a las cinco de la tarde. A lo largo de todo el día se sucederán las competiciones deportivas, las culturales y la música. A las siete de la tarde comenzará la fiesta dedicada a los socios de entre 12 y 16 años en la carpa instalada para la ocasión.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook