05 de septiembre de 2019
05.09.2019

La tubería para drenar inundaciones en Bueño lleva sin uso desde su construcción en 2011

La conducción para sacar el agua hacia la depuradora de Las Caldas superó los 700.000 euros pero se ejecutó mal, denuncian los vecinos

05.09.2019 | 01:45

Es la tubería "fantasma" de Bueño. Hace una década, tras una más de las recurrentes y graves inundaciones provocadas en esta localidad de Ribera de Arriba por el desbordamiento del río Nalón, la Confederación Hidrográfica decidió llevar a cabo, dentro del proyecto general de saneamiento del río Gafo, un sistema de drenaje para -en caso de fuertes lluvias- garantizar la evacuación de las aguas de Bueño mediante una nueva conducción subterránea hacia la depuradora ovetense de Las Caldas. La inversión no fue menor, ya que superó los 700.000 euros. Sin embargo, la tubería, terminada en 2011, nunca llegó a entrar en servicio. "La obra se ejecutó mal y ahí quedó, sin que nadie se haya preocupado por arreglarla en todos estos años", señala Sebastián Lobato, que sabe bien lo que sufre Bueño con las inundaciones. En junio de 2010, tras unas lluvias torrenciales y de una intensidad que ni los más viejos del lugar recordaban, se pasó varios días aislado en una finca de su propiedad.

"El proyecto de la tubería de drenaje fue raro desde el principio", rememora Lobato. Según apunta, la Confederación decidió "de repente" que había que llevar a cabo la actuación y la inició de inmediato. Las consecuencias de tal precipitación las sigue sufriendo Bueño casi una década después, algo que llama aún más la atención a la vista de que los vecinos continúan sintiéndose desprotegidos ante las riadas. Es más, Lobato sostiene que lo que se ha hecho en la localidad para prevenir inundaciones, lejos de resultar efectivo, ha sido hasta contraproducente.

En el caso concreto de la conducción a Las Caldas, este vecino asegura que no llegó a entrar en servicio porque los operarios de la empresa adjudicataria no pusieron las rejillas para que la tubería pudiera reconducir el agua desbordada. Desde 2011 no se ha hecho nada para subsanar la situación, pese que Bueño sufre problemas de inundaciones casi todos los años.

El túnel de saneamiento entre Bueño y Las Caldas se trazó bajo Peña Avis, el límite natural entre los concejos de Oviedo y de Ribera de Arriba, donde ha quedado enterrada una inversión de 700.000 euros consistente en una gran tubería de dos metros de diámetro. Mientras, Bueño sigue sufriendo las riadas del Nalón y, ahora, en vísperas de otoño, reitera la urgencia de tomar medidas contra estos graves desbordamientos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook