06 de septiembre de 2019
06.09.2019

Los trabajadores auguran problemas con la reducción de plantilla de las guarderías

Las veintidós educadoras despedidas anuncian que lucharán por sus puestos, y el comité de empresa dice que "se necesitan más brazos"

06.09.2019 | 01:02

La propuesta del equipo de gobierno municipal de cambiar los contratos de media jornada de las educadoras de las escuelas de infantil por los de jornada completa no soluciona el problema generado a raíz del despido de 22 trabajadoras, a las que no se renovó su contrato. Así lo aseguraron las integrantes del comité de empresa Eva Montes (STAO-SAIF) y Oliva Alegre (CC OO) en una comparecencia que hicieron junto a José Ignacio Rico (CSIF) y Miguel Ángel Villarino (UGT).

Según Eva Montes, las trabajadoras que están a media jornada trabajan cinco horas, y la subida a jornada completa sería de 2 horas más. "Subiendo al personal dos horas su jornada laboral no arreglamos nada, porque lo que se necesita son más brazos: una persona no se puede dividir, no puede estar en un aula y en otra", sostiene.

El comité de empresa manifestó con un comunicado su rechazo a la decisión de despedir a las 22 trabajadoras con el argumento de un informe que avisaba de posible prevaricación si se seguía empleando la misma fórmula de contratación. Considera que "existen otras fórmulas de contratación sin tener que llegar a la situación generada".

Además, el comité señala que esta práctica se viene haciendo sin mayores consecuencias desde hace más de 20 años, y asegura que se conocía el informe desde julio, con lo que "ha habido tiempo suficiente para buscar una solución que evitase tener que tomar la grave decisión adoptada". También afea que se tomase la decisión sin el preaviso correspondiente a las trabajadoras, y sin tener en cuenta al propio comité. Los representantes sindicales enviaron un escrito a los ediles de Personal y Educación, respectivamente, Mario Arias y José Luis Costillas, mostrándoles su "malestar" e "indignación" y solicitando una reunión para solucionar el problema. Tampoco entienden que el gobierno hable de esperar a que se fallen las 12 sentencias judiciales pendientes para readmitir a las trabajadoras. Lo lógico, a su juicio, era mantenerlas hasta que llegaran los fallos. Además, existen otras cinco plazas vacantes asignadas por el Principado, con lo cual faltan en la plantilla 27 trabajadoras.

Fátima Prado, en nombre de las educadoras despedidas, criticó la forma en que se las apartó de sus empleos, sin previo aviso y recién reincorporadas en septiembre, y adelantó su vocación de pelear por sus puestos de trabajo: "Seguiremos luchando y viniendo a protestar". Los centros educativos amanecieron ayer con pancartas reivindicativas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook