10 de septiembre de 2019
10.09.2019

El aforo del recinto de conciertos de la Losa duplica el de la plaza de la Catedral

Los técnicos cifran en 10.000 personas el público que podrá asistir a las actuaciones en la zona, en la que ya han empezado los trabajos

10.09.2019 | 01:23

La explanada de la Losa duplica el aforo que tenía la plaza de la Catedral para los conciertos de San Mateo. Los técnicos calculan que el espacio elegido por el Ayuntamiento de Oviedo para los conciertos puede albergar hasta 10.000 personas. La plaza de la Catedral no alcanzaba los 5.000, cifra que la Policía Local consideraba como aforo completo. Cuando se llegaba a ese número de personas durante los conciertos, se cerraba el acceso al público.

Los técnicos del Ayuntamiento de Oviedo han hecho el cálculo atendiendo a la superficie que se encuentra delante del escenario. La plataforma está situada sobre la rotonda de la plaza de los Ferroviarios y orientada hacia la estación de tren. Ahora queda cruzar esos datos con los de los responsables de seguridad, quienes han diseñado el plan de autoprotección. Entre las partes decidirán con cuánto público se restringirá el acceso, aunque lo previsible es que nunca se llegue a tal acumulación de personas. De todos modos, esta semana, antes del inicio de las fiestas -el viernes, a las ocho de la tarde-, se tendrá una cifra concreta para evitar problemas en casos de aglomeración.

Los trabajos para montar el escenario principal comenzaron ayer a primera hora de la mañana. Está previsto que la estructura esté concluida el miércoles por la mañana para que se puedan instalar los equipos de luces y sonido. El viernes por la mañana empezarán a trabajar los técnicos de los artistas. Esa misma noche se celebrarán los primeros conciertos en la Losa con las actuaciones de Marta Sánchez y Carlos Baute, encargados de abrir el escenario principal de las fiestas mateínas.

Este escenario es de mayores dimensiones que el que se instalaba en la plaza de la Catedral. El frente total es de 22,7 metros y la boca del escenario tiene una longitud de 14,49 metros, 2,07 más que el que se montaba en plaza de la Catedral, y de fondo tiene 14,92 metros.

El escenario está ligeramente girado hacia la izquierda, para que se tenga más visibilidad desde la plaza. Los técnicos explicaron ayer que el sonido se proyectará hacia la explanada, evitando que impacte contra las viviendas. La tecnología permitirá controlar hacia dónde va la música y que los espectadores puedan disfrutarla de igual modo estando en primera fila o en última.

Los responsables del escenario destacaron ayer las facilidades que ofrece la nueva ubicación para las tareas de producción. Los camiones de montaje y los vehículos de los artistas pueden acceder hasta la trasera del escenario por la avenida Príncipe de Asturias. En esa parte es donde se instalarán los camerinos de los músicos. Además, la amplitud del espacio permite maniobrar, algo que en la plaza de la Catedral y en las calles adyacentes era más complicado.

La avenida Príncipe de Asturias quedará cortada al tráfico de vehículos, pero la acera que transcurre al lado de las torres permanecerá abierta para los peatones. Lo mismo ocurrirá con las escaleras de acceso desde la calle Uría. Las mecánicas se cerrarán durante las actuaciones musicales, pero se podrá acceder por las escaleras normales. Además, se puede llegar o abandonar la Losa por la calle Viaducto Marquina y desde Ciudad Naranco.

Ahora solo queda que termine el montaje y que el próximo viernes, a las nueve de la noche, aparezca en el escenario de la Losa la cantante Marta Sánchez, lo hará después del pregón de Yayoi Kawamura y del chupinazo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook