14 de septiembre de 2019
14.09.2019

"¡Fuera manadas!", el grito de San Mateo

La pregonera Yayoi Kawamura reclama unas fiestas libres de agresiones sexuales, defiende el patrimonio arquitectónico y pide que Oviedo "mire al exterior y sea inclusivo"

14.09.2019 | 01:05
"¡Fuera manadas!", el grito de San Mateo
"¡Fuera manadas!", el grito de San Mateo

"Las fiestas son para todos, para los que viven en Oviedo y para los que vienen a disfrutarlas. Siempre con sana alegría y respetándose unos a otros. Desde luego, ¡fuera las manadas! No las toleraremos". La pregonera de San Mateo, Yayoi Kawamura, abogó ayer desde el balcón del Ayuntamiento por unas fiestas libres de agresiones sexuales. De origen japonés, Doctora en Historia del Arte y profesora de la Universidad de Oviedo, llenó su discurso de alusiones a elementos arquitectónicos o populares distintivos de la ciudad y pidió que el municipio "mire al exterior" y sea inclusivo en el siglo XXI: "Esta bella fachada con arcada clásica del Ayuntamiento es la materialización del inicio de un nuevo espíritu de la ciudad que sigue vivo en el siglo XXI. La ciudad tenía que expandirse hacia fuera y mirar al exterior, y ser inclusiva, como hacemos hoy".

La lectura del pregón empezó puntual a las siete de la tarde ante una plaza abarrotada en la que pudo oírse algún silbido minutos después, durante la intervención del Alcalde. Las educadoras de las escuelas infantiles del municipio recientemente despedidas por existir irregularidades en sus contratos se pusieron bajo el balcón vestidas de verde y portando pancartas protesta contra el gobierno local con mensajes como "¿Quién va a educar a vuestros hijos?" o "No se cubre con dos horas, se cubre con personas", en referencia a los turnos extra establecidos en las escuelas infantiles para subsanar temporalmente la falta de plantilla.

Alfredo Canteli optó por un discurso improvisado, corto y cercano para animar a los ciudadanos a disfrutar de San Mateo y subrayó el trabajo hecho por el nuevo gobierno local formado por PP y Ciudadanos para sacar adelante "en tiempo récord" las fiestas: "Hemos hecho un esfuerzo para hacer un San Mateo para todos . No fue fácil, pero espero que de la mano de todos vosotros consigamos unos buenos festejos. Tenemos un programa intenso adaptado a todas las edades". El Alcalde había destacado con anterioridad, ante los medios de comunicación congregados en el salón de plenos del Consistorio, que 2019 "es el inicio de una nueva etapa de fiestas en la ciudad con la recuperación de las barracas para los niños y la puesta en marcha de nuevos escenarios, como el instalado en la Losa".

Kawamura y Canteli compartieron balcón con las reinas y damas de honor de las fiestas y con la encargada de dar el chupinazo, Beatriz Chacón y sus damas Laura María Solís y Mara González, y la surfista invidente Carmen López. Precisamente esta última agradeció al gobierno local haber contado con ella para lanzar el chupinazo brindándole la oportunidad de visibilizar el deporte adaptado y recibió como regalo una placa conmemorativa escrita en braille. "Este chupinazo va a ser un punto y aparte para las personas con discapacidad. Es una forma de dejar claro que todos podemos disfrutar igual de San Mateo", declaró la joven acompañada de su madre, Marián García Vigil.

Durante su pregón, Kawamura defendió la recuperación de la figura de las reinas y damas de honor e incluso de manera sutil homenajeó a "la Mujer" con una referencia a la escritora Nobel de Literatura, Pearl S. Bruck, por su libro "Viento del Este, Viento del Oeste". "Tengo el gran honor de pronunciar el pregón de las Fiestas de San Mateo 2019 acompañada de cuatro jóvenes mujeres valientes, luchadoras y vencedoras: Carmen, Beatriz, Laura y Mara", declaró la Doctora en historia del Arte.

La oposición municipal no faltó a la cita en el salón de plenos. Así, asistieron la mayor parte de los concejales socialistas; Wenceslao López, Fidel Rodríguez; Lucía Falcón, Diego Valiño y Natalia Sánchez. Mientras que por parte de Somos no hubo bajas. Allí estuvieron Ana Taboada, Rubén Rosón y Anabel Santiago. Además, Cristina Coto y Hugo Huerta, ediles de Vox, acudieron acompañados por el presidente de Vox Asturias, Rodolfo Espina. Pleno al quince hicieron los concejales de los partidos socios de gobierno, PP y Ciudadanos, con numerosos apretones de manos y brindis de copa incluidos entre Alfredo Canteli y Nacho Cuesta. Pero además de los políticos, el arranque de San Mateo sirvió para que numerosos rostros conocidos se diesen cita en el salón plenario del Ayuntamiento invitados por el propio gobierno local. Entre ellos, la pregonera del año pasado, la librera Conchita Quirós, que afirmó estar allí para "entregarle el testigo a Kawamura"; la cronista oficial de Oviedo, Carmen Ruiz-Tilve; el presidente de la Sociedad Filarmónica de Oviedo, Jaime Álvarez-Buylla; el rector de la Universidad de Oviedo, Santiago García Granda; el propietario de la pastelería Camilo de Blas y su hija, José Juan y Paloma de Blas; la exconcejala popular durante el mandato de Gabino de Lorenzo, Conchita García; el exdiputado nacional por el PP, I sidro Fernández Rozada; el librero Luis Martín; el expresidente de la Federación Asturiana de Empresarios (FADE), Severino García Vigón, o el empresario Manolo Cosmen. Tampoco faltó a la cita la esposa de Canteli, Marta Suárez, que acompañó a su marido y se fotografió con algunos invitados y con las reinas de las fiestas ovetenses.

El Alcalde impuso las bandas a Beatriz Chacón, Laura María Solís y Mara González en su despacho consistorial ante una nube de fotógrafos para, a continuación, pasar al balcón y asistir a la lectura del pregón. Las chicas no hicieron declaraciones y se enfrentaron directamente al público congregado en la plaza del Ayuntamiento.

Kawamura destacó el carácter alegre y festivo de los ovetenses haciendo referencia a las citas más importantes del calendario; la Cabalgata de Reyes, la Feria de La Ascensión, el Martes de Campo, San Juan o el Desarme, e incluso ha puesto Gascona como ejemplo de ocio y tradición: "Las ganas de fiestas al final de la temporada veraniega explotan durante la Semana Grande, y la ciudad luce sus mejores galas y la gente sabe compaginar las fiestas con sus tareas. Habrá música, habrá baile, habrá teatro, habrá vino, habrá sidra -que pronto será Patrimonio de la Humanidad- y alegría en el Bulevar de la Sidra, pero, sobre todo, ¡habrá el buen rollo en Oviedo!".

Como profesora de Historia del Arte en la Universidad de Oviedo, la pregonera también ofreció ante la multitud una pequeña y didáctica clase sobre la arquitectura de la ciudad al hilo de la historia de las fiestas de San Mateo: "Este edificio consistorial se levantó en el siglo XVII a espaldas de la muralla medieval, dirigiéndose hacia fuera de la ciudad. Este inmueble, modernísimo en aquel entonces, se convirtió en la nueva cara de una metrópoli moderna, para recibir a los forasteros que llegaban a Oviedo, y que siguen llegando. A aquellos forasteros que llegaban el Ayuntamiento les resultaba amable, e incluso reconfortante por su estructura (...) ¡Vamos a disfrutar de las fiestas, las fiestas de San Mateo de Oviedo! para eso no se necesitan ocho apellidos ovetenses. ¡Los chiringuitos ya están ahí!".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído