18 de septiembre de 2019
18.09.2019

Gloria para los elegidos

Los conciertos de Anni B Sweet y "Sidonie" pudieron anoche con el mal tiempo y deleitaron a sus fieles en Oviedo

18.09.2019 | 01:02
Gloria para los elegidos
Gloria para los elegidos

Lo de ayer fue un repaso. Repaso a las dos décadas de carrera de "Sidonie", y repaso al librillo de cómo se debe dar un concierto. Los catalanes lo reventaron y el público -al que por algo se llama respetable- sabe responder a las grandes actuaciones. La jornada comenzó con tormentas, pero Anni B Sweet clamó al cielo y los elementos no pudieron hacer otra cosa que escuchar. Cuando le tocó el turno a "Sidonie" la Losa vibraba al ritmo del grupo. Empezaron, como debe ser, por el principio. Sus primeros singles, de cuando cantaban en inglés, sonaron como un cañón. Pero la cosa empezó a ponerse seria de verdad con "Fascinados". Todo asistente coreaba el fa-fa-fa y el que no -que eran absoluta minoría- no podía contener esa sonrisa muda que se te queda cuando sabes que estás ante algo a lo que no se puede poner palabras. Esos versos de "Hoy va a ser un día de mierda", nunca sonaron más irónicos y lo mismo pasó con "El peor grupo del mundo".

"Sidonie" quizás no sepa dibujar un perro, pero Oviedo se sabe sus canciones. Quizás no fuera mala elección conceder una de sus tres conciertos de 2019 en la capital asturiana. Y ellos lo disfrutaron tanto como los que saltaban, coreaban y bailaban a sus pies. De hecho, lo hicieron desde antes de subirse al escenario. El cachopo que devoraron en un restaurante local les dio los ánimos para hacerlo.

Antes de subirse a las tablas de la Losa ya lo comentaban. En el backstage Axel Pi no podía negar lo que había disfrutado la actuación de Anni. El dueño de las baquetas de "Sidonie" aseguraba que lo de Julia Martín-Maestro (una de las artífices de esa maravilla llamada "Rufus T. Firefly" y banda de Annie) no tenía nombre. "Lo suyo es algo natural, es hipnótico. Su estilo, su gusto, todo. No puedes parar de mirarla", sentenciaba nada menos que uno de los artistas con más trayectoria del panorama nacional, y desde estas líneas no se puede hacer otra cosa que suscribirlo.

Annie B Sweet y sus chicos ofrecieron un concierto con menos asistencia que los de otros días. La Losa, aún mojada, reflejaba los flashes del escenario y dejó lucirse a la malagueña y a su banda ante un público escogido para disfrutar de una de las actuaciones más completas de lo que va de las fiestas de San Mateo

Cada nota, cada golpe de batería y cada palabra salida de la garganta de una pletórica y tímida Anni, sonó dónde y cómo debía sonar. Los problemas de sonido del primer día son historia.

La cantante interpretó, integro, su nuevo "Universo por Estrenar". El disco, su primer trabajo en castellano retumbó en Oviedo, el álbum habla del espacio y lo suyo es de otro planeta. Sobraba talento sobre las tablas. Guitarra al cuello y brazos al aire, las palabras de la cantante, que asegura no sentirse especialmente cómoda con el castellano, llenaron la Losa cuan larga es y las bocas del selecto público. Quien se acercó fue porque de verdad quería hacerlo, nadie pasaba por allí por casualidad. Y eso también es un lujo. La fiesta no acababa ahí, los "Sidonie" actuarían como Djs en un bar al bajarse del escenario. Ya son veinte años, incombustibles.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído