20 de septiembre de 2019
20.09.2019

Un jardín brota en el cielo ovetense

Flores, plantas y relámpagos de colores marcan el esperado espectáculo pirotécnico, que congrega a miles de personas en el Parque de Invierno

21.09.2019 | 00:08
Un jardín brota en el cielo ovetense
Un jardín brota en el cielo ovetense

Las últimas novedades pirotécnicas convirtieron esta madrugada el cielo ovetense durante casi veinte minutos en un jardín lleno de lirios, hortensias o crisantemos y simularon una fuerte tormenta eléctrica. Miles de personas disfrutaron en el Parque de Invierno del espectáculo diseñado por "Xaraiva", la empresa gallega en la que ha confiado el Ayuntamiento.

La empresa lanzó a más de ochenta metros de altura 4.327 unidades de pirotecnia desde una loma situada junto a la Casona de la Montaña gracias a un complejo sistema electrónico que, montado sobre el suelo, formaba un tapiz de dibujos geométricos. Los especialistas dispusieron allí 1.175 líneas de tiro que incluían 31 conjuntos de fuegos artificiales. La responsable del diseño fue Eva Doespiritusanto, gerente del departamento estético de Xaraiva y una de las especialistas en pirotecnia más galardonada a nivel nacional.

El público piropeó el espectáculo, denominado "Jardín en el cielo", entusiasmado con cada una de las plantas, flores o árboles que se formaban en el horizonte, especialmente cuando la atmósfera se tiñó de azul y blanco, los colores de la ciudad. Los fuegos artificiales más vitoreados fueron los que recrearon fenómenos meteorológicos debido al realismo conseguido con relámpagos de varios colores y una gran carga sonora. Tampoco faltó un clásico de los fuegos, un conjunto de palmeras que ascendió a la altura máxima permitida.

La exhibición no fue apta para oídos sensibles. Los decibelios subieron y bajaron a lo largo de diecinueve minutos en función de las figuras dibujadas en el cielo. Fue un espectáculo personalizado, hecho a medida para la ciudad teniendo en cuenta los gustos de la ciudadanía. Tanto fue así que en lugar de ir "in crescendo", la progresión de los fuegos y el sonido era aleatoria.

La empresa gallega, con Doespiritusanto al frente, empleó varias semanas en proyectar el espectáculo. De hecho, la directora artística aseguró que "la gente pensará que nos hemos equivocado y hemos empezado por el final".

Junto a los madrugadores en busca de la mejor localización del Parque de Invierno para ver los fuegos artificiales en familia, la fiesta sirvió de cita a numerosos grupos procedentes de los conciertos de La Losa y de los chiringuitos del casco antiguo.

El área de Seguridad Ciudadana reforzó la presencia policial en las inmediaciones del Parque de Invierno. Un total de 34 agentes de Policía Local, dos camiones de Bomberos de Oviedo con ocho agentes a bordo y una veintena de voluntarios de Protección Civil velaron porque la velada transcurriera sin incidentes. Además, fue necesario desviar o restringir temporalmente el tráfico en algunas vías como la Ronda Sur, desde la glorieta de Fozaneldi en dirección a San Lázaro, o en las inmediaciones de la plaza de Castilla, Muñoz Degraín y la plaza San Miguel.

La empresa gallega "Xaraiva" es la encargada desde hace más de una década de la gran Descarga del día del Carmen en Cangas del Narcea y de espectáculos de fuegos artificiales como los de San Agustín, en Avilés, o los de Corvera. Además, en los últimos tiempos apuesta por fomentar el respeto al medio ambiente. Así lo hizo ayer en el Parque de Invierno al utilizar material biodegradable en los cartuchos de pólvora en lugar de recurrir al plástico habitual.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído