02 de octubre de 2019
02.10.2019

Los vecinos de La Corredoria denuncian carreras ilegales por las calles del barrio

Los residentes en la zona de La Malata y en la calle del instituto tienen "infinidad" de grabaciones de los "pilotos" circulando a toda velocidad

02.10.2019 | 01:15
Los vecinos de La Corredoria denuncian carreras ilegales por las calles del barrio

Son coches "preparados" que suenan "como si fuesen de competición" y se dan cita "a diario" en el barrio de La Corredoria para organizar carreras ilegales. Al menos eso es lo que denuncian los vecinos, que exigen "medidas urgentes" para acabar con una práctica que cada vez es más habitual en el barrio y que ya ha sido puesta en conocimiento de la Policía Local en varias ocasiones. "Antes solía pasar los fines de semana, pero ahora ocurre todos los días. Hemos llamado a comisaría un montón de veces, pero aquí nadie hace nada y un día vamos a tener que lamentar una desgracia de las gordas", explica Virginia Díaz, una vecina de la zona. "Somos muchos los que lo sufrimos a diario. Todo el mundo sabe lo que está ocurriendo", añade.

Tal es así, que los vecinos han recopilado "infinidad" de vídeos para demostrar que no se están inventando nada. En las grabaciones -que pueden verse en la página web de este diario- aparecen los coches, a toda velocidad, por la zona en la que los vecinos denuncian que se producen las carreras ilegales. Según sostienen, hay diferentes recorridos. En uno de ellos los "pilotos" parten de la calle Josefina Argüelles -la zona de viviendas conocida como La Malata- y conducen hasta la rotonda del Molín de la Casuca, donde giran a toda velocidad para volver hacia el punto de salida en sentido inverso. "Sólo escuchar el ruido que hacen asusta. Entran en las curvas derrapando y a todo lo que da el coche", asegura Virginia Díaz, que no es más que la portavoz de "muchos" residentes en el barrio.

Otro de los "circuitos" que utilizan los competidores también sale de la calle Josefina Argüelles, aunque hacia el otro sentido. Los coches atraviesan la calle José Remís Ovalle y recorren Ingeniero Francisco Pintado, donde está ubicado el instituto de secundaria del barrio y también el Instituto del Carbón (INCAR). Al final de esa calle está la rotonda que daba acceso a la AS-II hasta que se abrió el nuevo enlace, un sitio que los coches usan para dar la vuelta hacia el punto de partida. "En el cruce de Remís Ovalle con la del instituto hay un stop y un ceda el paso y ellos pasan sin respetarlos. No entiendo como aún no ha ocurrido nada", señala Virginia Díaz.

A todas horas

Los vecinos aseguran que los participantes en las carreras suelen reunirse en el entorno de un parque canino que hay en la propia calle Josefina Argüelles, donde después inician los recorridos. "A las ocho de la tarde ya comienzan a llegar. Hay veces que a las diez empiezan y siguen hasta las dos o las tres de la madrugada. Su presencia se ha incrementado desde el verano hasta ahora", afirman los vecinos, que solicitan badenes o cojines berlineses en las citadas calles y más presencia policial para evitar las carreras. "Ya lo hemos puesto en conocimiento de la asociación de vecinos San Juan y le vamos a enviar los vídeos al concejal de Seguridad Ciudadana", añaden.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído