07 de octubre de 2019
07.10.2019
CONTENIDO PATROCINADO

El Desarme, una tradición histórica cada día más presente

LA NUEVA ESPAÑA sortea varios menús para dos personas

07.10.2019 | 21:10

Los amantes de la buena mesa se preparan para una de las tradiciones gastronómicas de más solera con el conocido menú del Desarme, que llenará de historia los fogones de Oviedo el próximo 19 de octubre. La celebración tiene su origen en la I Guerra Carlista. El menú se compone de un primer plato de garbanzos con bacalao y espinacas, un segundo de callos, para terminar con arroz con leche de postre. Con el paso del tiempo esta cita ha ido ganando importancia en la capital asturiana y, a día de hoy, se sirven más de 10.000 menús, a los que hay que sumar los que se realizan en las casas particulares, en las que esta tradición está también muy asentada. LA NUEVA ESPAÑA, a través de la Cofradía del Desarme, sortea un menú para dos personas en los restaurantes embajadores de esta celebración, que podrán degustarse los días 17 y 18. Las bases para participar se pueden consultar a través de la web www.lne.es.

La historia de esta cita tiene su origen cuando Oviedo superó dos intentos de tomar la ciudad por parte de las tropas sublevadas contra la reina Isabel II. Las autoridades, en homenaje y reconocimiento a las tropas vencedoras, ofrecieron el día 19 de octubre un "rancho extraordinario". La cita se repitió después año tras año, ya que al finalizar la tercera y última de las guerras carlistas, a finales de febrero de 1876, toda España lo celebró con fiestas y comidas especiales tras el desarme de la población. Ese mismo menú, el del Desarme, se sirvió en el homenaje del 19 de octubre, y en 1897 pasó a ofrecerse en los establecimientos hosteleros, comenzando una tradición que llega hasta nuestros días.
Desde hace años y para aprovechar el tirón, además del día 19 de octubre, el servicio del menú del Desarme se extiende durante los días previos para que más comensales puedan empaparse de esta tradición tan arraigada.

El cofrade mayor, Miguel Ángel de Dios Fernández, destacó ayer durante la presentación de los nuevos embajadores la gran labor que junto a Otea llevan a cabo para la divulgación de esta cita a nivel regional, nacional e internacional. Tras lograr el reconocimiento como Fiesta de Interés Turístico Regional quieren alcanzar el distintivo de celebración de Interés Turístico Nacional para que su impacto a nivel sociocultural sea todavía mayor. La idea, en un futuro cercano, pasa por que durante estas fechas se organicen conferencias, mesas redondas y todo tipo de actos culturales en relación con este acontecimiento, junto con una recreación histórica de la batalla entre isabelinos y carlistas que acabe con todos ellos disfrutando de la buena mesa. Una manera perfecta de promocionar un acontecimiento grabado a fuego en Oviedo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook