Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Oviedo aparca la reforma de la Escandalera y el Campo que lanzó el tripartito

El gobierno PP-Ciudadanos hará reformas concretas en las fuentes, el Pavo Real y los Álamos

El mosaico del paseo de los Álamos.

El mosaico del paseo de los Álamos. MIKI LÓPEZ

El gobierno municipal que comparten el PP y Ciudadanos (Cs) ha dejado en suspenso el concurso de ideas que había lanzado el tripartito, para su conexión física con el paseo de los Álamos, así como la rehabilitación integral del ahora deteriorado mosaico de Antonio López. Este mes se cumple un año desde la presentación oficial en el Ayuntamiento de las ocho propuestas que optaron al concurso, sin que llegara a formalizarse el encargo en todo este tiempo. Según indican fuentes del área de Urbanismo, esa iniciativa se encuentra ahora en situación de "stand by" (a la espera), sin que se hayan registrado novedades, algo que, en todo caso, y según esos mismos portavoces, "no quiere decir que no se vaya a hacer". La intención del equipo de gobierno pasa por acometer actuaciones puntuales en el "corazón verde" de la ciudad, dando continuidad a las primeras obras de adecentamiento que ya se llevaron a cabo este pasado verano en el recinto, centradas en los bancos y en el kiosco de La Chucha.

"El estado de abandono del Campo San Francisco, subraya Nacho Cuesta, concejal de Urbanismo, en declaraciones a LA NUEVA ESPAÑA. Según el edil, "lo que vamos a hacer son actuaciones puntuales de mantenimiento, reforma y reparación de elementos necesarios, como las fuentes, el edificio del Pavo Real o el mosaico del paseo de los Álamos, aunque esto último está sujeto a la autorización de Patrimonio del Principado". Para Cuesta, "el Campo tiene que volver a lucir como antes y, por eso, hacen falta esas actuaciones urgentes que se irán acometiendo de manera puntual". Respecto al concurso de ideas para el entorno, el edil confirma que "no hay novedades, pero tampoco se puede decir que no se vaya a hacer".

Con los numerosos matices de cada propuesta, lo que plantearon los arquitectos que se presentaron al concurso era dar prioridad al tránsito peatonal y ciclista en las calles Conde de Toreno y Marqués de Santa Cruz, conectar la plaza de España -que sería peatonalizada- con el Campo y generar un gran espacio peatonal de usos múltiples a partir de la unión de la Escandalera con el paseo de los Álamos, peatonalizando también el tramo de la calle Uría que va desde Toreno a la calle Argüelles.

A la espera de tomar una decisión definitiva sobre el gran proyecto de reordenación del Campo, el gobierno municipal da ahora prioridad a que elementos emblemáticos del recinto salgan de la situación de incuria en la que encuentran desde hace años. Uno de los objetivos principales es el quiosco de la música, para el que hay un proyecto aprobado en el tramo final del último mandato. Los trabajos pendientes requerirán una inversión de 201.877 euros en concepto de ejecución material y estarán listos en un plazo de cinco meses contados a partir del reinicio de las obras, para lo que, de momento, no hay previsión concreta. Respecto a las fuentes, la prioridad es reparar la denominada Fuentona del Bombé, inoperativa por averías en las conducciones interiores. En el otro extremo del paseo también está sin agua la fuente de las Ranas.

Otra de las actuaciones que los expertos consideran prioritaria es la rehabilitación del deteriorado mural de Antonio Suárez en el paseo de los Álamos, cuyo estado ha ido empeorando año tras año. También está pendiente la nueva señalización encargada durante el anterior mandato. La previsión era colocar 65 indicadores, de los que cuatro incluirían información general sobre el recinto y se instalarían en sus principales accesos, 39 se destinarían a los árboles más notables y otros 22 a las construcciones y referencias histórico-artísticas.

Compartir el artículo

stats