31 de octubre de 2019
31.10.2019

Sin vitrina para la memoria histórica

La Fundación Municipal de Cultura almacena 120 fardos de tierra de fosas asturianas del franquismo de una exposición anulada en el RIDEA

31.10.2019 | 00:47
Fardos de tierra y material de la exposición "Ereignis. Vox Clamantis", guardados en un almacén municipal.

La Fundación de Cultura almacena 120 fardos de tierra de fosas asturianas de los represaliados del franquismo en una nave municipal de Olloniego. El peculiar material forma parte de la exposición "Ereignis. Vox Clamantis", un proyecto de las artistas Inés Marful y Su Alonso sobre la memoria histórica, que según el contrato que ambas habían firmado con el anterior gobierno local tripartito, formado por PSOE, Somos e IU, debía haberse expuesto en el Real Instituto de Estudios Asturianos (RIDEA) del 4 al 29 de septiembre. Sin embargo, nunca llegó a hacerse. Según el actual equipo de gobierno del Ayuntamiento (PP y Cs), la causa de la anulación fue un cambio en las condiciones generales de uso impuestas por los responsables del RIDEA, una institución pública que pertenece al Principado y que desde hace unos meses ya no acoge muestras de gran formato o volumen. Por su parte, las artistas creen que existe censura y falta de interés municipal para exponer su obra, cuyo coste ronda los 60.000 euros y que, por el momento, ha dejado sin cobrar a todos los implicados en ella.

"El silencio sobre lo que está pasando es absoluto. Las facturas han sido rechazadas y no han querido recibirnos tras haber solicitado reuniones con el concejal de Cultura a través del Registro municipal. Ni a nosotras como artistas, ni a nuestro abogado", comenta Inés Marful, una de las autoras. El aludido edil de Cultura, José Luis Costillas, reconoce que el contrato para hacer la exposición se firmó antes del cambio de gobierno municipal, pero rechaza de plano haberla censurado después, al entrar en el Ayuntamiento. Asegura que la Fundación Municipal de Cultura ha pedido un informe al responsable de contratación para estudiar todas las opciones. Entre ellas, un espacio expositivo alternativo. "Me consta que el primer lugar que barajó el tripartito fue la plaza de Trascorrales, pero desconozco por qué se desechó a favor del RIDEA, quizá porque el peso de los fardos de tierra era demasiado para el suelo", matiza Costillas.

Las creadoras de "Ereignis. Vox Clamantis" han abierto una página de apoyo a la exposición en la plataforma digital "Change.org", que al cierre de esta edición contaba con cerca de 1.000 adhesiones. El objetivo del proyecto es enseñar al público los rostros de los represaliados durante el régimen franquista a través de fotografías antiguas restauradas, vídeos y el apoyo de la tierra recogida (según el mapa del Ministerio de Justicia) en las fosas donde yacen personas desaparecidas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído