07 de noviembre de 2019
07.11.2019
Club Prensa Asturiana

F. Jerez: "Los enfermos neuromusculares mueren, a menudo, por males respiratorios"

"Existen técnicas para mejorar la calidad de vida de los enfermos, como la colocación de respiradores", asegura el neumólogo

07.11.2019 | 00:52
El doctor Francisco Jerez y Marta Paraja, vocal de Asempa, durante la conferencia celebrada ayer en el Club Prensa Asturiana.

"Un gran número de los afectados por enfermedades neuromusculares fallece por problemas respiratorios, aparte de otras cuestiones como la pérdida de autonomía". Así lo explicó ayer en el Club Prensa Asturiana de LA NUEVA ESPAÑA Francisco Jerez, coordinador de la unidad de ventilación no invasiva del Servicio de Neumología del HUCA.

El doctor Jerez pronunció una conferencia sobre las enfermedades neuromusculares y los problemas respiratorios que provocan, con consejos para mejorar la calidad de vida de unos enfermos altamente dependientes, en un acto organizado por la Asociación de Enfermos Neuromusculares del Principado de Asturias (Asempa).

"Optimizando los recursos, estos enfermos pueden mejorar su calidad de vida. Es posible realizar pequeñas cosas que en este tipo de enfermedades pueden ser un sufrimiento terrible y la gente no lo sabe", indicó el doctor.

Asempa agrupa a más de 200 enfermos cada uno con su propia patología. La asociación tiene como objetivo mejorar la calidad de vida de los afectados, tal como explicó Marta Paraja, vocal de la entidad, durante la presentación de la conferencia. Francisco Jerez dejó claro que todas las enfermedades englobadas bajo la etiqueta de "neuromusculares" tienen un curso evolutivo heterogéneo, algo que no ocurre en otro tipo de trastornos. "La principal consecuencia a largo plazo es la pérdida de autonomía y el avance de la discapacidad. No hay un tratamiento curativo para estas enfermedades", añadió.

Entre ellas mencionó la esclerosis múltiple, una de las más conocidas, o la ELA, que se convierten en crónicas. Entre los rasgos que comparten estos males se encuentra la repercusión negativa en la musculatura o en la respiración, porque hay una serie de funciones que dependen de los músculos. "Todos nacemos aprendidos a respirar, a toser o a comer... viene en el código genético y no sabemos cómo se expresa", aseguró el neumólogo.

"Igual que los pájaros no celebran seminarios sobre cómo hacer nidos, hay habilidades con las que ya nacemos; estas enfermedades provocan su pérdida", aseguró. "Respiramos moviendo el aire y se provoca hipoventilación cuando hay poco oxígeno, entonces hay que actuar y poner soluciones".

"Una persona no puede estar sin respirar más de cuatro minutos", indicó el médico. Entre las soluciones posibles para mejorar esa entrada de oxígeno Jerez apuntó la implantación de respiradores que permiten al paciente llevar a cabo una vida normal y salir a la calle. También existen casos más extremos para los que hay otro tipo de técnicas. "En Asturias tenemos contabilizados 16 pacientes con traqueotomía. Realizarla no es tan complicado ni tan aparatoso y a los enfermos y a los familiares les facilita mucho la vida", matizó el especialista.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído