08 de noviembre de 2019
08.11.2019

"Cuerpos perdidos en las morgues", de Xaime Martínez, Premio Nacional de Poesía Joven

El ovetense agradece el reconocimiento a un libro "raro" del que el jurado valora la "tradición de ruptura" y el humor "audaz y sorprendente"

08.11.2019 | 01:25
Xaime Martínez, en la presentación de su disco-libro "Ósculos d'agua nel Imperiu Asturianu", editado también el año pasado.

Xaime Martínez (Oviedo, 1993) acaba de recibir el Premio Nacional de Poesía Joven "Miguel Hernández" para menores de 31 años por su poemario "Cuerpos perdidos en las morgues. Una novela de detectives", editado el año pasado por la editorial catalana Ultramarinos. El jurado, reunido en el Ministerio de Cultura, destacó "la inteligencia poética manifiesta en el uso ficcional de la poesía", la "fascinante capacidad para proponer una lectura innovadora del poema", "la concepción del libro como arquitectura poética", "su apuesta por la tradición de la ruptura" y su humor "audaz y sorprendente". El autor, sorprendido ayer por la mañana con una llamada del gabinete del ministro Guirao cuando se dirigía a dar clase (está contratado en la Universidad de Oviedo con una beca "Severo Ochoa") no ocultaba su contento y su asombro: "Es una editorial piquiñina y el libro ye bastante raro".

El premio sanciona con justicia poética y cierto revanchismo un libro que Xaime Martínez vio rechazado por muchas editoriales hasta que decidió remitírselo a Unai Velasco. El ovetense buscó en la sintonía generacional y en el gusto lector de su colega una opinión que le permitiera seguir intentando dar el poemario a imprenta tras tanto rechazo. El editor de Ultramarinos no solo entendió los juegos metaliterarios, los cruces de género, los dos planos del artefacto y la ironía rara, sino que se ofreció a publicárselo en solo dos meses.

Desde entonces, "Cuerpos perdidos en las morgues", que lleva por subtítulo "Una novela de detectives", tuvo una vida discreta, con alguna reseña y sin mucho ruido, en un año, el pasado, en que coincidió con la edición de su libro-disco "Ósculos d'agua nel Imperiu Asturianu".

El poemario que le ha valido ahora el Nacional de Poesía Joven tiene un origen anterior, de la época en que el autor estuvo afincado en Barcelona, dedicado al periodismo en un medio digital, entre 2016 y 2017. "En buena parte", explicaba ayer por teléfono mientras se movía de una a otra entrevista, "el libro eran poemas sueltos en los que experimentaba con el collage o con las narrativas más de género literario, como la novela negra, por ejemplo. Y de esa forma fui convirtiéndolo todo en una trama más detectivesca, que le da esa unidad y mayor complejidad".

"Cuerpos perdidos en las morgues", explica la editorial, plantea un paralelismo entre el texto y el lugar donde se almacenan los textos. En el poema, como en la morgue, se almacenan las cosas después de su existencia para su clasificación, y es la "altura del idioma, con el tiempo", la que les podrá dar "una vida nueva eternamente prorrogable en el texto". El poemario de Xaime Martínez superpone otra ficción, la detectivesca, en la que el detective Fatal Destínez investiga la desaparición de los cuerpos de los amantes. En los versos hay humor, como señala el jurado, por más que el autor muestre cierto escepticismo: "No me considero un autor humorístico, pero cuando leo estos textos la gente se ríe, supongo que será por la ironía, el distanciamiento", confiesa.

El acomodo del libro en la colección de Velasco fue sencillo, por las ganas del editor y por la "exquisita" labor editorial con la que trataron los poemas. "Trabaja muy a fondo", explica Martínez. "No solo en todo lo que rodea el texto, sino también en el sentido del editor americano, sugiriéndote ligeros matices verso a verso que pueden mejorar el poema". La alegría del ovetense, por el galardón en sí y por los 20.000 euros que lo acompañan, crece al saber, decía ayer, que han entendido el texto y "te premian por lo que querías hacer, no por otra cosa". También, al encontrarse en el jurado con dos poetas admiradas como María do Cebreiro y Berta García Faet.

A Xaime Martínez, prolífico en sus creación (también con la música o en colaboraciones periodísticas como las realizadas en LA NUEVA ESPAÑA y en otros medios nacionales), el Premio Nacional de Poesía Joven le pilla estilísticamente algo alejado de aquel artefacto. Confiesa que en la actualidad, al margen de su trabajo académico en el Instituto del Siglo XVIII con los textos polémicos de Feijoo, está volcado en la prosa y en asturiano, la lengua en la que tiene previsto continuar, en exclusiva, su trayectoria literaria.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído