10 de noviembre de 2019
10.11.2019

Adiós a Javier G. Somohano, profesor de numerosas generaciones de electrónicos

Fue director del Instituto de Cerdeño l Colegas y alumnos destacan sus "dotes pedagógicas"

10.11.2019 | 01:14

Familiares, amigos, compañeros de trabajo y alumnos despidieron ayer al profesor Francisco Javier Gutiérrez Somohano en el marco de un funeral celebrado en la basílica ovetense de San Juan el Real. Ingeniero electrónico y catedrático de Instituto de Sistemas Electrónicos, el profesor Somohano desplegó una dilatada trayectoria en el ámbito de la educación como profesor, directivo de centros e inspector. Tenía 74 años.

"Tenía unas dotes pedagógicas muy notables", señalaron, al término de la ceremonia religiosa, algunos de los colegas y alumnos del fallecido. Javier G. Somohano estudió ingeniería industrial y fue profesor de Formación Profesional en varios centros, entre ellos los institutos Doctor Fleming y Cerdeño, ambos en Oviedo. En este último ejerció como director durante un largo periodo. "Su calidez humana facilitaba mucho las relaciones con los profesores", indicó Miguel Ángel Caldevilla, subdirector de Cerdeño en el equipo comandado por Somohano, que puso en marcha varios proyectos novedosos para la época. Numerosas generaciones de técnicos e ingenieros de toda Asturias disfrutaron de su magisterio. "Sus pasiones eran la ingeniería electrónica y la enseñanza, a la que dedicó su vida", coincidieron en señalar compañeros y amigos. Javier G. Somohano también perteneció al cuerpo de inspectores de Educación.

En la homilía, el sacerdote oficiante dio lectura a un texto que, casi a modo de epitafio, había redactado pocos días atrás Marisa Sancho Martínez, esposa del fallecido. Dice lo siguiente: "Javier fue un amante esposo, un gran padre, un abuelo cariñoso, un estupendo amigo, un gran profesional de la ingeniería electrónica que dedicó su vida a la enseñanza. Siempre con su hermosa sonrisa y ese gran carisma, amabilidad y saber estar. Y siempre afrontando la vida con ese buen humor y una risa que se contagiaba a todos sus seres queridos y amigos. Siempre pendiente de los demás".

Javier G. Somohano y Marisa Sancho tuvieron tres hijos -Jorge, Javier y Marisa- que les han dado cinco nietos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído