16 de noviembre de 2019
16.11.2019

León archiva "Enredadera", la trama que hizo cesar al jefe de Policía en Oviedo

El comisario principal lleva más de un año como investigado en Badalona sin ser llamado a declarar y con cuatro causas separadas en Asturias

16.11.2019 | 01:12

El juzgado de instrucción número 1 de León archivó el jueves la pieza leonesa de "Enredadera", la gran operación contra una supuesta trama de amaños en contratos de seguridad que estalló en verano de 2018, llevándose por delante al comisario principal de la Policía Local de Oviedo. Se da la circunstancia de que la rama leonesa de la investigación fue, precisamente, la que condujo a investigar, primero, y a mantener como imputado en Badalona, después, al jefe de la Policía Local José Manuel López por sus supuestos tratos con el empresario leonés José Luis Ulibarri y, más en concreto, con su socio Ángel Luis García "El Patatero".

Pero los juzgados de Léon acaban de resolver, haciendo suya la propuesta de la Fiscalía Anticorrupción, que "no aparece debidamente justificada la perpetración de los delitos que dieron motivo a la formación de la causa" contra que Ulibarri y El Patatero. Las presuntas actividades delictivas de la rama leonesa eran, supuestamente, la actividad principal de los investigados, que según la tesis que figura en el sumario habrían tratado de extenderse a otras zonas como Oviedo o Gijón.

Archivada la causa referida a la actividad principal de Ulibarri y el Patatero, la defensa de José Manuel López considera chocante que su cliente siga imputado en Badalona, amén de los cuatro procesos abiertos en Asturias por hallazgos casuales en el curso de la investigación. Destacan, además, que todavía no ha sido llamado a declarar y que sigue sin saber la razón de su condición de investigado allí.

La trama de "Enredadera" comenzó con las pesquisas en Badalona en torno a la empresa Gespol, dedicada a elaborar programas informáticos para cuerpos de policía. A partir de ahí, según la investigación, José Luis Ulibarri y El Patatero habían exportado el modelo de amaños por todo el país, tejiendo una red que tenía en Castilla y León su base de operaciones.

Pero la justicia leonesa acaba de echar por tierra esa segunda pieza que luego llevó a las investigaciones en Oviedo y a la orden para apartar de su puesto al comisario principal, por haber perdido la confianza del entonces alcalde, el socialista Wenceslao López. Las investigaciones también llevaron al equipo de gobierno a cancelar contratos que aparecían en las escuchas intervenidas, recogidas en el sumario de la investigación. Pese a las similitudes de los casos, si en León el fiscal considera ahora que no se puede correlacionar las intervenciones telefónicas con la adjudicación de los contratos, en el caso de Oviedo las licitaciones que la trama estaría intentando amañar, según la investigación, no llegaron siquiera a adjudicarse.

El archivo de la causa leonesa no afecta solo a los supuestos cabecillas de la red. También estaban imputados otros empleados suyos y varios cargos públicos, como un concejal del PP, un exasesor de Ciudadanos en la Diputación y dos técnicos municipales. Izquierda Unida de León, que ejerció la acusación particular, ya anunció que recurrirá el archivo, que tilda de "prematuro", pues no se llegó a tomar declaración a los principales imputados.

En Oviedo siguen instruyéndose cuatro causas separadas por hallazgos casuales: una referida a las tarjetas especiales para aparcar, otra a una multa retirada al coordinador de IU en Asturias, otra sobre revelación de secretos relativos a la compraventa de un vehículo y la última relacionada con la gestión de otra multa puesta por un radar.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído