Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los preparativos de las fechas festivas en la ciudad

Comercio y hostelería aplauden el nuevo modelo navideño de Oviedo: "Supone un revulsivo"

Los negocios creen que la iluminación y los actos del Bombé impulsarán las ventas y la ocupación hotelera del puente, que podría superar el 80%

Para ver este vídeo suscríbete a La Nueva España o inicia sesión si ya eres suscriptor.

La intensificación de la programación navideña para los más pequeños y la novedosa iluminación festiva concentrada en zonas comerciales y plazas de los distintos barrios ayudará a aumentar las ventas desde el puente festivo que comienza este viernes, con una previsión de ocupación del 80%. Esas son las previsiones del

Los operarios de la empresa Germán Vizcaíno trabajan contra reloj para llegar a tiempo a un acto muy esperado para los titulares de tiendas y establecimientos hosteleros. Los puntos de encuentro en los barrios ya han empezado a quedar listos. Una gran esfera luminosa preside desde ayer la plaza Pedro Miñor, mientras que en la plaza del Conceyín ya se ha instalado un osito gigante y un trineo. Son algunos ejemplos de una decoración que se suma al túnel de luz de la calle Pelayo o el árbol Navidad de la plaza del Ayuntamiento. Todos estos elementos se irán multiplicando los próximos días hasta el encendido del jueves.

El mundo de la hostelería da por bueno ya el simple hecho de intentar un cambio respecto a los años anteriores. "Valoramos el cambio de dinámica porque la apuesta por una mayor ambientación navideña favorece tanto al comercio como a la hostelería", apunta el presidente de la junta local de la patronal hotelera Otea en Oviedo, David González Codón.

Para Codón, uno de los puntos fuertes serán los actos previstos para los más pequeños en el paseo del Bombé. A su juicio esto suele ser una garantía de visitas y mayor consumo en los negocios locales. "El Ayuntamiento está haciendo un esfuerzo que debemos reconocer y es muy probable que tengan recompensa", indica el representante de uno de los sectores más importantes de la ciudad.

El tiempo, clave

En la misma línea se manifiestan desde el pequeño comercio, conscientes de que "el tiempo será determinante para atraer gente", pero convencidos de una mayor afluencia que en campañas anteriores. "Lo único seguro es que afrontamos estas navidades con mucha ilusión", dice el presidente de la asociación Comercio de Oviedo, Ignacio del Río, muy esperanzado en el éxito de los actos para el público infantil. "Todo lo que sea mover niños atraerá gente", indica convencido del acierto municipal a la hora de dar un giro a las fiestas con un mercadillo nórdico de 67 puestos en la plaza de Porlier y numerosos actos para los más pequeños en el paseo del Bombé.

Por otro lado, el comerciante celebra la idea del Ayuntamiento de convocar un gran acto para dar el pistoletazo de salida a las celebraciones. "Hasta ahora estábamos acostumbrados a un inicio de campaña a cargo de las grandes superficies, pero echábamos en falta algo dedicado al pequeño comercio y los negocios de ciudad", indica el presidente de Comercio de Oviedo respecto al evento previsto para este jueves junto al Campoamor a las siete menos cuarto de la tarde. "Seguro que queda precioso", vaticina el empresario.

Desde la hotelería, confían en que la buena ola vaticinada por hostelería y comercio pueda ser aprovechada en forma de pernoctaciones. A día de hoy, las previsiones de son muy positivas y un buen tiempo, acompañado del éxito de las iniciativas municipales supondrían un gran empuje a la facturación. "La previsión de ocupación para el viernes y el sábado es alta, pues ronda el 80%", indica el hotelero Fernando Corral, coincidiendo con los datos de los portales de reservas, donde se reflejan reservas en torno al 85% de las plazas disponibles en Oviedo.

Ofrecer calidad

A priori, la ocupación sería más baja para el domingo, pero un buen inicio de la programación navideña el próximo jueves sería decisivo para tratar de impulsar e incluso alargar las estancias. "Tenemos que ofrecer calidad para que la gente se quede más tiempo", coinciden en señalar los representantes de los diferentes sectores consultados por este diario.

Las palabras de los empresarios van en la misma línea que lo anunciado la pasada semana por el concejal de Turismo y Congresos, el popular Alfredo García Quintana, quien barruntó un buen puente festivo en cuanto a ocupación hotelera. De confirmarse las previsiones por encima del 80%, la ocupación ovetense se equipararía a la de Gijón, lo cual situaría a la capital al frente del número de pernoctaciones, pues en Oviedo existe un mayor número de plazas hoteleras.

Queda por ver si la decisión del Ayuntamiento de desplegar una gran bandera de España en la plaza del Escandalera, cuya instalación está prevista antes de este viernes, Día de la Constitución, supone también un aliciente en la ciudad para unas fechas tan señaladas. En un principio se había hablado de la posibilidad de organizar un acto inaugural de la misma, pero finalmente el equipo de gobierno municipal lo acabó por descartar.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats