Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Robles nombrará un nuevo negociador del contrato del 8x8 al que aspira Trubia

El coronel Alfonso Torán pasa a situación de retiro tras haber rechazado la primera oferta de Santa Bárbara para construir los nuevos blindados

Robles nombrará un nuevo negociador del contrato del 8x8 al que aspira Trubia

Robles nombrará un nuevo negociador del contrato del 8x8 al que aspira Trubia

Alfonso Torán Poggio, actual subdirector general de Adquisiciones de Armamento y Material, es uno de los altos cargos del Ministerio de Defensa cuya continuidad en el nuevo equipo de Margarita Robles parece descartada a corto plazo. El coronel de Intendencia de la Armada, que ha dirigido las fallidas negociaciones con

Además del coronel Torán, las fuentes consultadas también dan prácticamente por hecho el relevo de Ángel Olivares como secretario de Estado de Defensa. El exalcalde de Burgos, una persona de la máxima confianza de Margarita Robles, estuvo en Oviedo hace ahora un año para negociar con el tripartito la venta de los terrenos de la antigua fábrica de armas de La Vega, operación que no cristalizó. Además, en aquella visita, Olivares se comprometió a que, de manera inmediata, Defensa autorizaría la cesión demanial al Consistorio de la nave-almacén y la antigua capilla del recinto industrial, algo que tampoco se hizo efectivo.

El secretario de Estado también se acercó a Trubia el pasado noviembre, para conocer de primera mano las instalaciones en las que parecía cantado que se iba a construir el nuevo 8x8 para el Ejército español. Sin embargo, pese a esa visita, Defensa informó en vísperas de la pasada Nochebuena de que el acuerdo con Santa Bárbara para que se hiciese cargo del contrato de los blindados, dotado con 2.100 millones de euros, quedaba roto. En consecuencia, se abrirá una nueva licitación, pero que ya no será exclusiva para la compañía propietaria de la fábrica de Trubia.

En todo caso, y a la espera de las decisiones que sobre su equipo vaya anunciando en los próximos días Margarita Robles, los portavoces oficiales de su departamento aseguraron ayer a LA NUEVA ESPAÑA que, de momento, no se ha hecho efectivo ningún relevo.

Una de las primeras decisiones que tendrá que tomar el nuevo equipo ministerial será cómo se aborda la nueva licitación del 8x8, una tramitación que Defensa quiere dejar cerrada a lo largo del presente ejercicio. Por un lado, el Ministerio podría optar por un proceso de libre concurrencia, al que podrían presentar ofertas aquellas empresas del sector que cumplan las condiciones del pliego. La otra alternativa sobre la mesa es acudir a un proceso controlado en el que se invitaría a participar únicamente a aquellas compañías armamentísticas que cumplan de antemano los requisitos para fabricar los blindados. Santa Bárbara sería una de las firmas a las que se animaría a presentarse, salvo sorpresa.

El procedimiento negociado sin publicidad como el que ha fracasado con Santa Bárbara, y que ha dejado en el aire la decisión inicial de que las barcazas de los nuevos blindados se fabricaran en Trubia, ha quedado totalmente descartada.

El techo de gasto es inamovible y se ajustará a los 2.083 millones de euros aprobados a mediados del pasado mes de junio por el Consejo de Ministros. Una de las condiciones imprescindibles que va a exigir Defensa es que todos los vehículos se fabriquen en España.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats