Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los nuevos depósitos construidos hace 16 años, casi listos para abastecer a Oviedo

La obra para clorar el agua, ya en marcha tras haber sido controladas las fugas y la conexión a la red, último paso para una apertura inminente

Los nuevos depósitos del Campón.

Los nuevos depósitos del Campón.

Los nuevos depósitos de agua de Oviedo, construidos hace 16 años en el Campón, afrontan la recta final para su entrada en funcionamiento, aunque las fuentes municipales consultadas no fijan fecha para tan esperada inauguración. La conexión con la planta depuradora de Cabornio está lista, se han controlado las fugas y los técnicos han logrado reducir las pérdidas a la mínima expresión. En este escenario, la concejalía de Infraestructuras, a cuyo frente está Nacho Cuesta (Cs), ha dado uno de los últimos pasos previos a la puesta en funcionamiento de los tanques. Se trata del encargo, a través de un contrato menor, de los trabajos para clorar los tanques.

Los responsables del servicio achacan el imponente retraso que acumula la entrada en funcionamiento de estos depósitos a varios factores. Por un lado, advierten de que los tanques, inaugurados en 2004, se construyeron sin todo el sistema necesario para su correcto funcionamiento. Baste decir que la imprescindible conexión a la red municipal no se hizo, por diferencias entre las distintas administraciones, hasta cinco años después, en 2009, con cargo al denominado "plan E" de dinamización económica.

Las mismas fuentes consultadas en el área de Infraestructuras señalan que este "caos administrativo" se prolongó durante "demasiados años", sin que hubiera una "verdadera voluntad de que la obra se pudiera poner en marcha".

Oviedo no sufre en estos momentos problemas de abastecimiento como los que se registraron hace años, por lo que la ciudadanía no va a notar en el día a día la entrada en servicio de los nuevos depósitos. "Lo que sí se podrá es dejar sin servicio unas instalaciones envejecidas y obsoletas que han agotado su vida útil, como son los antiguos depósitos", subrayan desde Infraestructuras. "Oviedo contará con una mayor capacidad de abastecimiento y de almacenaje de agua en caso de que ocurra alguna incidencia grave", añaden las mismas fuentes.

Los nuevos tanques tienen una capacidad de 75 millones de litros de agua, frente a los 50 millones de litros que pueden albergar los que siguen en servicio.

Tras una inversión que rondó los 9 millones y después de tres años de trabajo, los tanques del Campón quedaron inaugurados en febrero de 2004 y se llenaron de millones de litros de agua que nunca se llegaron a consumir porque la ausencia de tuberías impedía dar salida al líquido. Comenzaba entonces un largo pulso entre el Ayuntamiento y la Confederación Hidrográfica sobre qué administración estaba obligada a hacerse cargo de las conexiones, con un presupuesto de 879.174 euros. El conflicto se solucionó gracias a los planes "anticrisis" de Zapatero, con los que se financió la esperada relación de las instalaciones del Campón con el circuito municipal de tuberías. En 2012 Oviedo se negó a recepcionar el equipamiento, alegando que no ofrecía las garantías suficientes para un correcto funcionamiento. Al final, hubo acuerdo, pero las continuas averías en los conductos han impedido inaugurar los tanques.

Compartir el artículo

stats