15 de febrero de 2020
15.02.2020

El Ayuntamiento amenaza con cerrar la terraza de seis sidrerías de Gascona tras las quejas vecinales

Los técnicos del área de Urbanismo aperciben a los hosteleros por ocupar espacios destinados al paso peatonal o por tener más mesas de las permitidas

15.02.2020 | 01:12
Ambiente en la calle Gascona.

El Ayuntamiento de Oviedo se ha puesto del lado de los vecinos de Gascona en el conflicto que mantienen desde hace años con los hosteleros de la calle. Seis establecimientos del Bulevar de la Sidra han recibido un apercibimiento por parte del Consistorio en el que se les amenaza con retirarles la terraza si continúan incumpliendo la ordenanza municipal que regula este tipo de instalaciones en vía pública. Las sidrerías tienen diez días para ajustarse a la normativa. En caso contrario y si su conducta es reiterada, las advertencias podrían derivar en "la revocación de la licencia concedida y la orden de retirada inmediata de la terraza de hostelería".

Los apercibimientos están firmados por el responsable de gestión de la sección jurídico-administrativa del área de Licencias Urbanísticas y llegan después de una inspección realizada por los técnicos municipales en la que se detectaron varias "deficiencias" en las terrazas de cada uno de los locales denunciados. En el documento emitido por el Ayuntamiento también figuran las quejas recogidas en las 197 denuncias que ha presentado hasta ahora la Asociación de Vecinos de Gascona e Indalecio Prieto, "que se acompañan con documentación gráfica exhaustiva acreditativa de los hechos denunciados".

Los motivos que han llevado a apercibir a estas seis sidrerías se especifican de forma individual en cada uno de los apercibimientos, aunque la mayoría son similares. Los técnicos municipales han comprobado que algunas sidrerías ocupan el espacio público sacando a la calle las cubetas para escanciar y las cajas de sidra, que no se respeta el ancho del paso peatonal entre las fachadas de los locales y la terraza -ocupándolo con mesas y sillas- y que algunos hosteleros exceden la superficie de ocupación permitida que figura en su licencia. También se acusa a varios propietarios de utilizar la zona de paso peatonal para echarles sidra a los clientes que están en la terraza, de instalar más mesas y sillas de las autorizadas o de no señalizar correctamente el perímetro del espacio que tienen asignado para servir en la calle.

La decisión municipal llega cuatro meses después de que el Juzgado de instrucción número 3 de Oviedo decretase el archivo provisional de la causa contra los diez miembros de la Junta de Gobierno del anterior tripartito (IU, PSOE y Somos) -incluido el por entonces alcalde socialista Wenceslao López-, que habían sido acusados de prevaricación, malversación, fraude y tráfico de influencias al autorizar la celebración del mercado mensual de Gascona y la Preba de la Sidra a pesar de que existían informes contrarios de funcionarios municipales. Los vecinos llevaron al Ayuntamiento a los tribunales, pero no consiguieron sus objetivos.

Ahora el Consistorio ha tomado una decisión que atiende las quejas vecinales. Fuentes del área de Urbanismo explicaron que la medida es una cuestión técnica de oficio en la que no ha participado el concejal. Se da la circunstancia de que el actual responsable del área, el líder local de Ciudadanos, Nacho Cuesta, declaró durante la campaña electoral que la convivencia entre hosteleros y vecinos era "perfectamente posible", que "la normativa ha de cumplirse" y que "ojalá hubiera muchas más Gasconas en Oviedo". Ahora, matizan fuentes municipales, los hosteleros "tienen un plazo para dar cumplimiento a lo que se les pide; si no lo hacen es cuando el concejal puede dictar una resolución definitiva para pedir que cumplan con la ordenanza".

Los vecinos están contentos con la decisión del Ayuntamiento. "Confiamos en que esta resolución municipal signifique el comienzo del respeto a la legalidad en Gascona en lo que se refiere al tercero de los problemas denunciados, pero aún quedan pendientes de afrontar los otros dos problemas principales: carga y descarga y ocupación por las sidrerías del espacio que dejan libre las terrazas", señala el presidente del colectivo, Germán Abad. "Tenemos el mismo derecho que los demás vecinos a que nuestra calle sea habitable, a que Gascona deje de ser propiedad privada de las sidrerías y a que se ataje de una vez por todas la práctica diaria de actividades ilegales y contrarias a las ordenanzas municipales y al medio ambiente", añade.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído