El director de escena de "El barberillo de Lavapiés", Alfredo Sanzol, presentó ayer en el Campoamor el título que abrirá el XXVII Festival de Teatro Lírico Español, el 27 de febrero, a las ocho de la tarde. "Es una gran historia de aventuras y amor", comentó Sanzol, "una historia de amor, de luz y de colorido, llena de acción, sátira, parodia, en la que las mujeres tiran del carro, de la acción". El director artístico del festival, Cosme Marina, se refirió a la obra, con libreto de Mariano de Larra, como a "una fiesta para los sentidos". "Sales del teatro con las pilas cargadas", anunció, y destacó que, dada la necesidad de renovación de la lírica española, esta producción es "un revulsivo para el género".

El concejal de Cultura y presidente de la Fundación Municipal de Cultura, José Luis Costillas, fue recibido con aplausos en el que era, según sus mismas palabras, "su debut" en el festival. Destacó "el enorme esfuerzo que supone mantener la encendida defensa del patrimonio cultural español".

A la presentación de la función, nominada a los premios Max, asistieron también la directora de la Fundación Musical "Ciudad de Oviedo", María Riera Gutiérrez; la presidenta de la Capilla Polifónica Ciudad de Oviedo, Rut Ruisánchez García; el director musical de "El barberillo de Lavapiés", Miguel Ortega; la mezzosoprano, Cristina Faus y el barítono, Borja Quiza.

Borja Quiza comentó que el reparto de "El barberillo de Lavapiés" "funciona como un reloj suizo, somos los mismos que en el Teatro de la Zarzuela, es caballo ganador". Cristina Faus anunció que "la producción en sí es una maravilla y también el papel de Paloma".

María Riera transmitió el agradecimiento de la orquesta Oviedo Filarmonía, por haber contado con ella en el festival de zarzuela desde hace 21 años. Rut Ruisánchez destacó que la Capilla Polifónica Ciudad de Oviedo, que ella preside, está estrechamente ligada al Festival de Teatro Lírico del Campoamor. La coral está de celebración en 2020, por el 50 aniversario de su fundación y por el 25 de su participación ininterrumpida en la temporada de teatro lírico de Oviedo.