Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

"Stormy" enchufa a Bruce

La banda ovetense presenta el 13 de marzo en el Filarmónica su "Nebraska" eléctrico, el disco acústico que Springsteen registró en 1982

"Stormy Mondays": por la izquierda, Héctor Braga, Jorge Otero y Juanjo Zamorano, con su reinventado "Nebraska". IRMA COLLÍN

Empezó como empiezan las cosas que no tienen mucho sentido y de este modo un disco grabado en Oviedo acabó en la mochila de Bruce Springsteen. Los "Stormy Mondays", la veterana banda que lidera Jorge Otero, estaba preparando las canciones de sus dos próximos discos. Otero mostró a sus compañeros las maquetas que había grabado en casa y pensó que tal vez Springsteen había hecho lo mismo cuando compuso los temas de "Nebraska", el disco del americano que más le gusta al ovetense.

La cosa fue creciendo y decidieron tocar algunas de las canciones que Bruce había grabado en acústico en una cuatro pistas en su casa de New Jersey. Los "Stormy" lo hacían en eléctrico y aquello sonaba bien, así que pensaron: "Es una locura, pero lo vamos a hacer", y le dieron electricidad a aquellas "demos" de Bruce. El resultado es un disco homónimo, "Nebraska", que se presentó ayer en la sidrería Tierra Astur de Oviedo y que defenderán en directo "en una gira con un principio y un final, un concierto en Madrid y otro en Oviedo", como explicó Jorge Otero. En realidad "la idea no era tocarlo en directo, pero lo grabamos y la gente daba por hecho que iba a poder escucharlo en vivo", así será el 7 de marzo en el Café Berlín de Madrid y el día 13 del mismo mes en el teatro Filarmónica de Oviedo.

La locura del videoclip

Además, los "Stormy Mondays" presentaron ayer otra locura, el videoclip de "Nebraska", la canción que abre el disco, en realidad los dos discos, el suyo y el de Bruce. El vídeo se grabó en directo, con una sola cámara y un dron, en La Manzaneda. Los músicos tocaron la canción quince veces seguidas para poder disponer de diferentes planos a la hora del montaje. La edición fue un auténtico trabajo de orfebrería. Los músicos debían tocar la canción exactamente igual cada una de las tomas para que todo encajase en el montaje. Lo hicieron y el resultado es un vídeo que para Otero recoge la esencia de "Nebraska", "hasta la luz va cambiando y va ofreciendo la sensación que Bruce le quiso dar a la canción".

Y sí, "Bruce tiene el disco, se lo entregó en mano un amigo común y se sorprendió mucho al ver que un grupo había grabado en eléctrico el disco que él hizo en acústico", cuenta Otero. Bruce metió el CD en la mochila y se subió a su coche.

El americano tendrá "al menos para una cena" con los derechos de autor que cobrará por las versiones nacidas como nacen las cosas que no tienen mucho sentido en un local de ensayo de Oviedo.

Compartir el artículo

stats