02 de marzo de 2020
02.03.2020

La Policía disuelve el "macrobotellón" del Antiguo con un polémico dispositivo

Prado defiende la actuación de los agentes en el desalojo de la plaza del Sol a medianoche del sábado: "Hicieron lo que tenían que hacer"

02.03.2020 | 01:12
La Policía disuelve el "macrobotellón" del Antiguo con un polémico dispositivo

La noche del sábado, en pleno Carnaval ovetense, estuvo marcada por la fuerte presencia policial y la mano dura contra el botellón. Pocos minutos después de medianoche, con las calles a reventar, cuatro vehículos de la Policía Local irrumpieron en la plaza del Sol con las sirenas encendidas para disolver a los cientos de jóvenes que se habían congregado allí para beber en la calle. Una decena de agentes del cuerpo municipal se bajaron de los coches y la masa abandonó la plaza enfocando la calle Oscura y tratando de eludir posibles sanciones. No hubo incidentes reseñables, pero sí muchas críticas por parte de los presentes y en las redes sociales. "Esto es una locura, son cientos de personas saliendo por un embudo y se podría haber provocado una avalancha", señala un hombre de 48 años que se encontraba en la zona.

En apenas diez minutos, la plaza quedó desalojada. Muchos de los presentes se fueron al oír las sirenas, dejando allí las bolsas con la bebida. Los agentes de la Policía Local abrieron todas las botellas que se encontraron para tirar su contenido, con el fin de que sus dueños no pudiesen recuperarlas para montar la fiesta en otro lado. No hubo ninguna confrontación entre los jóvenes y la Policía, aunque sí que se escucharon gritos en contra de la presencia de los agentes y denunciando la forma en la que se produjo el desalojo. Los vehículos policiales abandonaron la plaza del Sol volviendo a hacer sonar las sirenas.

El concejal de Seguridad Ciudadana, el popular José Ramón Prado, considera que las críticas por la actuación en el Antiguo no están justificadas y tiene muy claro que el Ayuntamiento seguirá actuando para tratar de acabar con la práctica del botellón en las calles de la ciudad. "Quiero felicitar a todos los agentes y mandos de la Policía Local que participaron en el dispositivo especial de Carnaval por el excelente trabajo que han realizado para conseguir una de las celebraciones más tranquilas y seguras de los últimos tiempos. También debo felicitar a los bomberos y miembros de Protección Civil, sin cuya colaboración sería muy difícil celebrar unas fiestas en condiciones de seguridad. Por supuesto, felicito además al Cuerpo Nacional de Policía, con el que colaboramos estrechamente", subraya José Ramón Prado. "La actuación de la Policía Local fue excelente e impecable durante toda la jornada. El botellón es una práctica que está prohibida y que conlleva sanciones económicas que pueden llegar a ser cuantiosas, de acuerdo con lo establecido en las ordenanzas vigentes. Lo que no parece lógico es que se ponga el grito en cielo cuando hay botellón y que se ponga también cuando la Policía Local impide que se pueda asentar en una zona concreta", añade el concejal.

Prado está convencido de que la mayoría de los ovetenses apoyan su lucha contra la práctica de beber en la calle. "Acabar con el botellón no es labor de un día, pero lo que está haciendo la Policía Local responde al interés de la gran mayor parte de los ovetenses, que no quieren que sus plazas y calles se vean invadidas por el botellón. La actuación en la plaza del Sol ha sido absolutamente correcta y en ningún momento se produjeron situaciones que pusieran en peligro a nadie. La Policía Local hizo lo que tiene que hacer: impedir que se forme un botellón en una plaza de Oviedo", señala el edil. "Y lo hizo con mesura, con responsabilidad y con profesionalidad, no solo en la plaza del Sol sino también en otras zonas de la ciudad, como el Campo San Francisco", añade.

El concejal de Seguridad Ciudadana también destacó la actuación de los jóvenes presentes en los diferentes botellones que se disolvieron el sábado. "En todas las actuaciones las personas congregadas respondieron con civismo y serenidad, colaborando con la Policía Local y sin provocar ningún incidente. Creo que los ovetenses deben apreciar el esfuerzo que estamos haciendo para garantizar la seguridad y la convivencia en la ciudad y, por supuesto, deben valorar la gran labor de la Policía Local", afirma. "En otras ciudades no solo disuelven el botellón sino que, además, multan a quienes lo practican. Nosotros hemos querido cumplir el mandato de los ovetenses y hemos puesto los medios necesarios para lograr que el botellón no invada, como lo hacía hasta ahora, espacios públicos de Oviedo", finalizó Prado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook