05 de marzo de 2020
05.03.2020
La Nueva España

La Universidad hará un "ágora" de la explanada que hay frente a Derecho

El Rector quiere cubrir con placas solares las fachadas de los edificios Severo Ochoa y una parte de la facultad de Económicas

05.03.2020 | 01:08
Recreación de la marquesina y el edificio que se se construirá en el nuevo espacio.

Ahora es un espacio vacío, una explanada de cemento de 5.000 metros cuadrados que los estudiantes apenas utilizan, más que nada porque no tienen mucho que hacer allí. Es una losa de hormigón que cubre el aparcamiento del edificio Severo Ochoa, que se sitúa frente a la facultad de Derecho en el campos universitario del Cristo, y que tiene una extensión de 5.000 metros cuadrados. Además, en un futuro, la Universidad quiere cubrir con placas solares la fachada de ese edificio, el Severo Ochoa, y de otras construcciones del campus, como la facultad de Económicas.

Para empezar, antes de que finalice este año la explanada será algo completamente distinto. Será cuando se ejecuten las obras del proyecto del arquitecto Diego Cabezudo que se presentó ayer y que busca "colonizar un espacio que estaba desaprovechado". Bajo esta premisa se buscó el mejor uso posible para la zona y se pensó que lo mejor era "convertirlo en punto de reunión". Así, detalló el arquitecto, se construirá una marquesina que permitirá disponer de sombra los días de sol y de un techo donde resguardarse los días de lluvia. Bajo esa marquesina habrá un local, "una oficina que gestionarán los estudiantes", señaló el rector, Santiago García Granda. En ese pequeño edificio también habrá un espacio de estudio y una zona destinada a máquinas de vending. En toda la explanada se colocarán mesas y bancos para convertirla "en un área de estancia con pavimento de madera y zonas ajardinadas", detalló Cabezudo, que insistió en que se trata de una obra sencilla que debe adecuarse a los pesos que soporta el forjado del aparcamiento. En la mayor parte de la explanada ese peso a soportar es de 500 kilos y en otras zonas supera los 2.000 kilos lo que se aprovechará para hacer zonas de paso para el abastecimiento del edificio.

El proyecto, con una inversión que ronda los 500.000 euros, es, en palabras del arquitecto, "el germen de lo que quiere ser el campus del Cristo en el futuro, un campus universitario que permita hacer vida al aire libre". Habrá mesas, bancos, aparcamientos de bicicletas y una pequeña zona deportiva.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído