Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Más patrullas en el Antiguo para seguir la lucha contra el botellón

El edil de Seguridad quiere que el dispositivo policial de la noche de Carnaval no sea algo aislado y que haya vigilancia todo el año

Varias patrullas de la Policía Local disolviendo el botellón de la plaza del Sol la noche de Carnaval.

Varias patrullas de la Policía Local disolviendo el botellón de la plaza del Sol la noche de Carnaval.

El dispositivo policial desplegado para disolver el botellón organizado en la plaza del Sol durante la noche del Carnaval ovetense va a tener continuidad. El concejal de Seguridad Ciudadana, el popular José Ramón Prado, está empeñado en desterrar de las calles de la ciudad la práctica de beber en la calle y por eso ha dado órdenes en el cuartel del Rubín para que la Policía Local vuelva a reforzar el servicio durante este fin de semana, especialmente en el casco viejo. El despliegue en el Antiguo no va a ser el mismo que el del Antroxu porque no se prevé una afluencia de jóvenes ni mucho menos similar -esa noche los agentes irrumpieron en la plaza con cuatro coches y haciendo sonar las sirenas para acabar con el botellón-, pero el número de efectivos policiales va a ser mayor que el de otros fines de semana.

"La Policía Local reforzará el servicio para tratar de impedir el botellón en el casco antiguo y en otras zonas de la ciudad. Al tiempo se garantizarán los mayores niveles de seguridad posibles durante estas noches", dice José Ramón Prado. El servicio "especial" se prestará desde la noche del viernes hasta la madrugada del domingo. "Se hará dentro del clima de colaboración que mantenemos con las fuerzas de seguridad del Estado y los responsables de la Policía Local pedirán la colaboración de la Policía Nacional. Se coordinarán los efectivos de ambas fuerzas", añade el edil de Seguridad Ciudadana.

Y es que Prado no piensa ceder ni un ápice. "Somos muy conscientes de que el problema del botellón no se va a resolver de inmediato, pero creemos que es posible ir combatiéndolo con servicios tan ejemplares como los realizados por la Policía Local durante el Carnaval", señala. Pero el control del botellón no va a ser la única labor policial. "Oviedo es una ciudad segura pero existen hechos puntuales que alteran esa seguridad, especialmente en las madrugadas del fin de semana. Por ello, vamos a incrementar también la vigilancia para que esos hechos no se produzcan y en caso de que se realicen sea posible detener de inmediato a los delincuentes", dice.

Por otro lado, el concejal sigue trabajando para que estos refuerzos continúen todos los fines de semana del año. "Estoy pendiente de mantener una reunión con la delegada del Gobierno para concretar la petición que ya hemos hecho públicamente de que la Policía Nacional refuerce sus efectivos durante el fin de semana en Oviedo. La seguridad es una competencia que sobrepasa las labores de la Policía Local aunque siempre estaremos dispuestos a colaborar y coordinar esfuerzos", señala José Ramón Prado.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats