23 de marzo de 2020
23.03.2020

"Parques de Oviedo", nueva marca para promocionar la ciudad y sus zonas verdes

El Campo San Francisco, La Zoreda, La Rodriga y el Campillín acogerán actividades seis meses al año bajo un programa común del Ayuntamiento

23.03.2020 | 01:00
El bosque de La Zoreda.

El gobierno local estudia impulsar las zonas verdes del municipio por medio de un plan cultural llamado "Parques de Oviedo" que ofrecerá visitas guiadas para conocer su historia, flora, fauna o vestigios industriales, y que contribuirá a mantener las sendas de algunos de ellos. Por el momento, el plan está en fase "germinal", pero el objetivo municipal es desarrollarlo en el menor tiempo posible, una vez pasado el estado de alarma por el coronavirus, haciendo una experiencia piloto en el bosque de La Zoreda. Quizás, a partir de la segunda mitad del año. Así, el proyecto incluye el Campo San Francisco, el Campillín, los jardines de La Rodriga y el parque Pura Tomás.

El concejal de Contratación y Servicios Básicos (que incluye Parques y Jardines), Gerardo Antuña, subraya que se trata de un plan ambicioso para "reconocer y publicitar el valor cultural y natural de nuestros parques" y en el que se contará con expertos de cada área para guiar tanto a ovetenses como a turistas. La idea inicial es llevarlo a cabo seis meses al año, preferentemente de mayo a octubre (ambos incluidos), y fijar ocho visitas a la semana, que serían diarias en los meses de julio y agosto ante el previsible aumento de turistas.

En el caso de La Zoreda, el borrador abre la posibilidad de establecer dos modelos de recorrido: uno de carácter familiar, que duraría una hora, y otro más especializado, basado en vestigios industriales y con una duración cercana a las dos horas. La Zoreda tiene una extensión de unos 240.000 metros cuadrados, en los que hay diseminados numerosos restos industriales y patrimoniales. Por ejemplo, dos edificios racionalistas de los años treinta del siglo pasado, una casa mariñana del siglo XVIII, varios búnkeres y polvorines, dos balsas de agua para posibles incendios y casetas de bombas (algunos vestigios provenientes de la fábrica de explosivos que hubo en la zona).

"Estos ciclos de visitas supondrían la inmediata puesta en valor de un bosque que constituye la mayor mancha de vegetación atlántica del concejo, así como del parque arqueológico industrial que tiene en su interior, con elementos de interés histórico, etnográfico y arqueológico desde la Prehistoria hasta hoy", comenta Antuña.

Tras la experiencia piloto en el bosque de La Zoreda, el equipo de gobierno local apuesta por poner en marcha la iniciativa en el Campo San Francisco haciendo especial hincapié en que el público conozca su origen (un monasterio franciscano) y sus fuentes, estatuas, árboles y plantas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído