05 de abril de 2020
05.04.2020
La Nueva España

Karaoke, saltar a la comba y conciertos, plan de Fitoria contra el aburrimiento

La asociación vecinal coordina varias iniciativas de residentes para amenizar el confinamiento

05.04.2020 | 00:42
Uno de los mensajes de ánimo proyectados en las fachadas por los vecinos de Fitoria.

Cantar, bailar, saltar o dedicar horas a ayudar a los demás. Todo vale en localidad ovetense de Fitoria para combatir el aburrimiento provocado por las medidas de confinamiento del Gobierno de España para frenar la expansión del coronavirus. La asociación de vecinos destaca la unión de todos los residentes desde el inicio de la crisis sanitaria. Para ayudar, se ha propuesto coordinar y difundir las diferentes actividades puestas en marcha para hacer más ameno el encierro de las casas.

Una de las apuestas más llamativas es la de tratar de fomentar el deporte durante el confinamiento. "De forma sorprendente y anónima, vecinos de la zona dejaron en un lugar muy transitado combas y un cartel con el lema 'Haz deporte'", explica la presidenta del colectivo vecinal, Carmen Villa, acerca de uno de los temas de conversación durante estos días en la localidad, donde las combas pueden verse colgadas en marquesinas y otros puntos de afluencia.

Otra de las apuestas más aplaudidas son las proyecciones de mensajes de ánimo en las fachadas del pueblo. Dos voluntarios se encargan de proyectar al caer la noche lemas como "Todo saldrá bien" o "Seamos fuertes" con el fin de levantar la moral del vecindario en una época difícil para todos .

También hay tiempo para la diversión. Los hermanos Sergio y Nacho Pevida deleitan cada tarde a las gentes de Fitoria con actuaciones desde el balcón de sus casas. Los ganadores de un premio "AMAS" son respondidos con aplausos. A esta iniciativa se suman las actuaciones de karaoke grabadas por vecinos disfrazados de artistas famosos y que son compartidas en las redes.

Por otro lado, también hay lugar para actos solidarios. El claro ejemplo es el de Laura Ruiz, una vecina que desde su taller elabora mascarillas para donarlas a centros de salud y hospitales ante la escasez de equipos de protección en el mercado. "Dedica su tiempo de forma voluntaria", explican desde un pueblo que pese al confinamiento no tiene tiempo para aburrirse.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído