Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

"Hallelujah" afina la cuarentena

Siete músicos asturianos graban la canción de Leonard Cohen desde sus domicilios por encargo de la Fundación Municipal de Cultura

"Hallelujah" de Leonard Cohen: un himno para homenajear a los que plantan cara al coronavirus

"Hallelujah" de Leonard Cohen: un himno para homenajear a los que plantan cara al coronavirus

Para ver este vídeo suscríbete a La Nueva España o inicia sesión si ya eres suscriptor.

"Hallelujah" de Leonard Cohen: un himno para homenajear a los que plantan cara al coronavirus David Orihuela

Si uno quiere expresar la gran e inevitable derrota que nos espera a todos, tiene que hacerlo dentro de los límites estrictos de la dignidad y de la belleza". Lo dijo Leonard Cohen, ante un emocionado teatro Campoamor, en su discurso de agradecimiento por el premio "Príncipe de Asturias" de las Letras de 2011. En apenas diez minutos, el maestro desveló que toda su carrera musical se sustentaba en seis acordes que le había enseñado un español en Montreal, un tipo que se suicidó tres días después.

Esa belleza de la que habló Cohen, y esos acordes, volvieron a sonar ayer, por obra y gracia de siete músicos asturianos, con la mediación de la Fundación Municipal de Cultura del Ayuntamiento de Oviedo y la Cátedra Leonard Cohen de la Universidad.

El "Hallelujah" que, según la leyenda, Cohen escribió sentado en calzoncillos en el suelo de su casa abrió el ciclo "Confinados afinados". Se trata de un programa con el que la concejalía de Cultura quiere apoyar a los artistas que han tenido que cancelar cientos de actuaciones y hacer un poco más llevadero el confinamiento de los ovetenses.

En realidad, estaba previsto que la interpretación del himno de Cohen cerrase el concierto que tendría que haberse celebrado el pasado 14 de marzo en el teatro Filarmónica. El virus se llevó por delante aquel recital, pero nunca la música. Así que Cristina Gestido, Toli Morilla, Gema y Silvia Fernández, Pablo Moro, Rita Ojanguren y Héctor Tuya grabaron desde sus casas la versión de la canción y ayer se emitió en las redes sociales del Ayuntamiento.

Si ya el "Hallelujah" de Cohen tiene mucho de catarsis, ahora, en esta situación, su espiritualidad es aún más profunda. La versión que ayer se publicó "estaba pensada como celebración para el final de un concierto", explica Miriam Perandones, directora de la Cátedra Leonard Cohen. "Ahora, en los momentos más duros de la pandemia, ese sentido de plegaria tan característico es aún mayor" señala.

Cohen, el genio de Montreal que emocionó al Campoamor, es terapia contra el virus.

Compartir el artículo

stats