Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crisis del coronavirus

El zoo de Oviedo pide ayuda para alimentar a sus animales durante la crisis del coronavirus

El Ayuntamiento aportará 3.000 euros con visitas virtuales - "Se nos encoge el corazón solo de pensar lo que está pasando", señalan los dueños

Ruth Gordón y Gonzalo Rubio dan de comer a dos lémures en el zoo El Bosque.

Ruth Gordón y Gonzalo Rubio dan de comer a dos lémures en el zoo El Bosque. LNE

Lémures, serpientes, monos ardilla, loros, canguros y macacos podrían perder su hogar de los últimos años por culpa del coronavirus. La crisis económica derivada del cierre obligatorio de algunos negocios ha afectado directamente al núcleo zoológico El Bosque, en San Esteban de las Cruces. El matrimonio formado por Ruth

Los ingresos del núcleo zoológico provienen principalmente de la venta de entradas para adultos, niños y grupos. Los precios van desde los 6 euros para niños de 3 a 13 años -y de 6 euros a partir de 13 años- hasta los 7 euros por una visita guiada para un mínimo de 10 personas o de 50 euros por una especial para 2 o 5 personas.

Ante la llamada de auxilio, ya ha habido respuestas. Entre ellas, las del Ayuntamiento -que ha organizado un programa de visitas escolares virtuales- y las de algunos comercios y empresas. "Nos traen frutas del Fontán y una compañía de Gijón se ha comprometido a proporcionarnos carne hasta el final del confinamiento. En cuanto a alimentos frescos estamos servidos", comenta Gordón.

El equipo de gobierno local, por medio de la concejalía de Educación, proporcionará al núcleo zoológico unos ingresos de unos 3.000 euros al organizar un programa de visitas virtuales escolares que sustituyen a las que ya se hacían de manera presencial durante el curso. A través de una serie de visitas que se emitirán a finales de la próxima semana en los canales web del Ayuntamiento de Oviedo, los escolares de todo el municipio podrán visitar el complejo y conocer cada una de las especies que acoge el núcleo de San Esteban de las Cruces. La actuación responde a un doble objetivo, como señala la concejala delegada de Educación, Yolanda Vidal: "Se trata de dar respuesta a la petición que realizaron los responsables del zoo, que están teniendo muchas pérdidas económicas y serias dificultades para alimentar a los animales que alberga este complejo, ya que han dejado de recibir ingresos al no tener visitas. Hemos sustituido las visitas presenciales con los colegios por estas visitas guiadas virtuales para poder dar un soporte económico al centro, que tiene que seguir alimentado a los más de 300 animales que acoge, y para que nuestros escolares puedan conocer desde sus casas de manera gratuita el zoo".

Ruth y Gonzalo llevan con entereza el confinamiento sin dejar de atender a los animales en San Esteban de las Cruces. Cada uno con características especiales. La diferencia es que ahora deben recorrer las instalaciones provistos de mascarillas y guantes, y que no hay nadie haciendo cola en la puerta. "Se nos encoge el corazón solo de pensar lo que está pasando. Este proyecto lo sacamos hace ya doce años con toda la ilusión del mundo y mucho empeño físico, mental y económico, luchando incluso contra las administraciones y cierto es que nos gustaría seguir al pie del cañón hasta nuestros últimos días, educando a la sociedad y conservando a las especies de la mejor forma que sabemos hacer, que es con mucho cariño y respeto, pero eso no es suficiente en estos tiempos tan difíciles".

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats