Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entendimiento con retardo

El primer Pleno telemático de la historia se salda con algún problema técnico y menos gresca política de lo habitual

"¿Falta alguien? Creo que están 25 solo". Jesús Fernández de la Puente tuvo ayer un duro examen. El secretario general del Consistorio ovetense se enfrentó a la ardua tarea de organizar el Pleno más atípico desde que tomara posesión del cargo, hace una década, e incluso de toda la historia

El portavoz socialista y exalcalde de Oviedo, Wenceslao López, hizo gala de sus conocimientos informáticos para colaborar con la puesta a punto. "Lucía (Falcón), tienes cuatro sesiones iniciadas y te puede dar problemas", advertía a micro abierto, mientras el secretario trataba de poner todo a punto. "No está Hugo", recordaba la portavoz Cristina Coto sobre la ausencia telemática de su compañero de filas, seguidamente subsanada para completar la citación online.

Las interrupciones, a diferencia de los plenos presenciales, fueron contadas. El Alcalde se lo recriminó a Rubén Rosón (Somos) cuando interrumpió la intervención de uno de los ediles del gobierno. "Estaba siendo una sesión ejemplar", le espetó el regidor; a continuación, Rosón mostró su desacuerdo.

La principal queja sobre las reglas de juego llegó por parte de Ana Taboada. La portavoz de Somos pidió hacer constar en acta su disconformidad con la falta de réplica en el debate de la liquidación presupuestaria. Canteli defendió que el único turno de cinco minutos fue pactado en la Junta de Portavoces en presencia del secretario, pero Taboada dijo tener dudas. "Quizá lo entendí yo mal", reconoció pese a su insistencia en hacerlo constar.

Un fondo negro hizo cundir el pánico por segundos. Fue en el momento en que la socialista Ana Rivas defendía la postura de su grupo respecto a la liquidación presupuestaria cuando de repente se perdió la imagen. "Siga, que al menos el audio no lo hemos perdido", ordenó el secretario mientras se buscaba al culpable del pequeño contratiempo. "Alguien con el nombre de 'Usuario' tocó algo que no debía", se escuchó entre los miembros del Pleno virtual, segundos antes de recuperar la normalidad.

A diferencia de otras ocasiones en las que se dejaban las respuestas de las preguntas para el siguiente Pleno, esta vez se respondieron in situ tras las provenientes del último Pleno ordinario. El PSOE, por su parte, se guardó "excepcionalmente" sus preguntas para las próximas comisiones. Así es la nueva realidad plenaria. Ni la política municipal se salva de los efectos de la pandemia.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats