Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

LUIS PASTOR | Cantautor, participa en un concierto virtual por el Primero de Mayo

"El miedo que nos están inoculando puede ser más peligroso que el coronavirus"

"En pocas semanas la maquinaria se pondrá de nuevo en marcha, los coches volverán a la calle y estaremos en la misma situación que antes"

Luis Pastor, durante un concierto en el Filarmónica.

Luis Pastor, durante un concierto en el Filarmónica. LUISMA MURIAS

Luis Pastor es uno de los iconos de la transición, uno de esos cantautores que le pusieron verso y voz a una de las épocas más convulsas de la historia de España. En unas semanas presentará nuevo disco, "La paloma de Picasso", en el que ha musicado y grabado poemas

- Un Primero de Mayo muy especial...

-Diferente porque no podremos manifestarnos en las calles. Será un día más reflexivo que otros años pero no dejará de ser reivindicativo. Y es un Primero de Mayo muy necesario ahora que se está viendo que la clase trabajadora es la que salva vidas. En realidad, es como siempre, ahí están los trabajadores pero luego se les olvidará de nuevo. Esperemos que en esta crisis no ocurra como en 2008 y se lleve por delante a los trabajadores y a la clase media. Hay que destacar la solidaridad y el altruismo de la ciudadanía, no de los políticos.

- En su poema "¿Qué fue de los cantautores?" dice que esos políticos "controlaban tu pasta, tu miedo y tu corazón". Ahora todos tenemos miedo.

-A la larga es más dañino el virus del miedo que el coronavirus, con todo el daño que ha causado y que he vivido en primera persona con la muerte de mi padre, hace unas semanas. Pero, insisto, el miedo que nos están inoculando es muy peligroso porque juegan a poner en tela de juicio nuestras libertades y conquistas sociales.

- ¿La cultura nos salva de la locura durante el confinamiento?

-La cultura siempre es una herramienta necesaria porque nos hace más críticos y más libres. En estos momentos se está demostrando, la gente echa mano de los recuerdos, de las canciones, de los libros. Y lo vemos a diario en los espectáculos de música y poesía en los balcones. Son espejos en los que se reflejan nuestras emociones y sentimientos. Este tiempo de enclaustramiento nos tiene que hacer pensar y reflexionar. Tenemos que ver si merece la pena la vida que teníamos hasta ahora, con todas las trampas de la sociedad de consumo.

- Ahora tenemos más tiempo para dedicar a la cultura.

-Todos hemos aprovechado para leer o escuchar música. En nuestra vida normal no tenemos tiempo para hacer esas cosas y para otras como estar con tus hijos, respirar aire puro o ver una puesta de sol. La vida normal no nos permite disfrutar de esos momentos.

- Usted que ha sufrido la censura, ¿cree que esta crisis global generará aún más censuras?

-Siempre ha habido censura porque el poder quiere ser dueño de la libertad y de nuestras vidas. Antes de la crisis ya se ponía en tela de juicio la libertad de expresión de músicos y titiriteros, y ahora, amparándose en una realidad que nos supera, en este enemigo invisible que nos tiene prisioneros, muchos países aprovecharán para acotar libertades.

- ¿Cree que esta crisis provocará cambios profundos en la sociedad?

-Soy optimista, pero también realista. Una cosa es el deseo y otra lo que va a ocurrir. Lo que sí hemos visto es que la naturaleza tiene una vida más allá del ser humano. Es impresionante cómo se respira en Madrid. En mes y medio con el mundo parado ha quedado claro que tenemos que luchar para que no siga esta vorágine depredadora con el planeta.

- ¿Y qué dice su "yo" realista?

-Que en pocas semanas la maquinaria mundial estará de nuevo en marcha y todo volverá a ser igual. Cuando los coches vuelvan a la calle volveremos a la misma situación. Lo que tenemos que hacer es cambiar esta situación, abandonar ya este capitalismo sin sentido, cambiar las fuentes de energía y la forma de entender nuestra sociedad.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats