11 de mayo de 2020
11.05.2020
La Nueva España

La rotura de una conducción de agua de lluvia inunda el HUCA de madrugada

Los Bomberos tuvieron que acudir a vaciar un garaje y dos bajos comerciales, y también retiraron varios árboles de la carretera en la zona rural

11.05.2020 | 00:38
La rotura de una conducción de agua de lluvia inunda el HUCA de madrugada
La rotura de una conducción de agua de lluvia inunda el HUCA de madrugada
La rotura de una conducción de agua de lluvia inunda el HUCA de madrugada

La gran tromba de agua que cayó sobre Oviedo en la madrugada de ayer provocó una inundación que anegó, a las 06.30 horas, el atrio del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA), una de las zonas de paso más importantes del centro sanitario. Eso sí, la inundación "no afectó a zonas asistenciales", según fuentes del Servicio Público de Salud del Principado de Asturias.

La causa de la inundación fue "la rotura de una de las juntas de una conducción bajante que recoge agua de lluvia", apuntaron las mismas fuentes. El agua acumulada en esa bajante y la presión que generó sobre la junta hicieron que reventase y que el agua se colase por el falso techo de escayola de la zona del atrio. El techo comenzó a ceder y fueron muchos los trabajadores del centro sanitario que explicaron ayer que caían "ríos" de lluvia en distintas zonas del hospital; en esas áreas fue en las que el agua entró por el falso techo.

No eran unas simples goteras, sino que el agua caía en cascada, lo que provocó la alarma de los trabajadores. Todo se solucionó a las ocho de la mañana; eso sí, ese falso techo de escayola quedó dañado y los trabajadores sanitarios tuvieron que colocar cubos en la zona en la que caía el agua.

Lo cierto es que la tormenta fue muy destacable en la capital asturiana y no solo afectó al HUCA sino que también provocó problemas en algunos garajes y bajos comerciales que casi siempre son vulnerables a estas situaciones meteorológicas. Hasta mediodía, en Oviedo se habían registrado casi 40 mm de lluvia, lo que la sitúa entre las ciudades de España con mayor precipitación en la jornada dominical.

Bomberos del servicio de Emergencias del Ayuntamiento de Oviedo tuvieron que acudir a sacar agua de un garaje situado en la calle Alejandro Casona y de dos bajos en la avenida de Pando. Los vecinos de Alejandro Casona, en el entronque con la calle Marcelino Suárez, se encuentran con su garaje inundado cada vez que llueve con un poco de fuerza en Oviedo. Ayer les volvió a ocurrir.

Además, los Bomberos de Oviedo tuvieron que acudir a retirar árboles que habían caído sobre la calzada en las localidades de Los Barrenos (La Manjoya) y Malplica (El Escamplero). También se inundó momentáneamente la rotonda de Pontón de Vaqueros y hubo un argayu en una finca en Fitoria.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído