Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La oposición urge el plan global contra la crisis y el Gobierno promete "el mejor"

Una partida de 1,5 millones de euros para inversiones del ejercicio de 2018 se destina a amortizar deuda debido a la falta de ejecución

en el Ayuntamiento.

en el Ayuntamiento. IRMA COLLÍN

La estrategia municipal para hacer frente a la crisis del coronavirus centró el debate político del Pleno celebrado ayer de forma telemática por la Corporación, aunque el alcalde, el popular Alfredo Canteli, dirigió la sesión de forma presencial desde el Ayuntamiento. Al final, tras más de cuatro horas de intervenciones, los ediles no aprobaron ninguna medida concreta, más allá de una modificación presupuestaria que libera 492.000 euros para el capítulo de inversiones. La oposición urgió al gobierno compartido por PP y Cs a que presente sin más dilación el plan de reconstrucción ya anunciado (bautizado como Recover), aplicando todos los recursos disponibles aunque sea a costa de la regla de gasto. De su lado, el Ejecutivo, por boca del edil de Economía, Javier Cuesta, se dio más tiempo para cerrar un programa que será "el que Oviedo realmente necesita para recuperar la actividad cuanto antes".

A la espera de que ese plan esté totalmente perfilado, y destacando que ya se han puesto en marcha "numerosas medidas sociales y económicas" para hacer frente a la pandemia, el gobierno municipal rechazó las trece mociones de urgencia presentadas por la oposición y relacionadas, en mayor o menor medida, con la crisis. Su argumento es que se trataba de planteamientos que, o bien ya se están aplicando, o que están previstos para el corto o medio plazo. El teniente de alcalde, Nacho Cuesta (Cs), se mostró especialmente molesto porque estas propuestas ya habían sido "presentadas, debatidas y rechazadas en comisión", por lo que, a su juicio, el PSOE y Somos hicieron un uso "torticero" de la urgencia en el Pleno. Por contra, para Rubén Rosón (Somos), el que ni una sola de las mociones pasara el corte demuestra que PP y Cs componen "el gobierno del no, del esto no es legal o del estamos trabajando en ello".

La modificación presupuestaria aprobada por el Pleno salió adelante con los votos a favor del gobierno y la abstención de los partidos de la oposición (PSOE, Somos y Vox). De la partida global de dos millones de euros afectada, hay 1,5 millones que estaban destinados a inversiones financieramente sostenibles desde 2018 y que ahora pasan a amortizar deuda porque el Consistorio ha sido incapaz de ejecutarlos.

"Autonomía municipal"

"Autonomía municipal"La modificación dio pie a un intenso debate sobre cómo está afrontando el gobierno de Canteli esta situación de emergencia. Abrió la portavoz de Vox, Cristina Coto, para exigir "mayor autonomía municipal" y un "plan ambicioso" que permita usar los remanentes a partir de la "necesaria flexibilización de la regla de gasto". Rubén Rosón reclamó la "aplicación inmediata de 50 de los 70 millones de euros que el Ayuntamiento tiene en el banco para hacer frente a la pandemia", algo que, desde su punto de vista, es "posible legalmente". El edil de la formación morada lamentó que "PP y Cs han tomado la decisión política de no hacer nada y de negar el dinero que es de los vecinos para incrementar el gasto social cuando más se necesita". La portavoz socialista, Ana Rivas, también pidió que se aplique el remanente a medidas contra los efectos de la crisis. "No es el momento de pensar en la regla de gasto, es el momento de poner toda la carne en el asador y todos los recursos que estén disponibles para que Oviedo se recupere", indicó la concejala del PSOE, para quien "no es de recibo que, en esta situación, haya la previsión de cerrar el ejercicio con 17 millones de superávit".

Para Javier Cuesta, las intervenciones de PSOE y Cs supusieron un "ejercicio de demagogia presupuestaria", enfatizando, frente a las críticas, que el Ayuntamiento "se ha centrado en resolver los problemas derivados de la crisis desde el minuto uno, con medidas de todo tipo y en una situación muy complicada". Además, garantizó que el plan de recuperación será "el mejor". Sobre el remanente, Cuesta emplazó a Somos a que "pida a Pablo Iglesias que libere esos recursos para ponerlos a disposición de los ayuntamientos".

Entre las mociones de urgencia rechazadas figura la de Somos para que la Iglesia pague el IBI por los monumentos prerrománicos inmatriculados. En las preguntas, Canteli lamentó que el confinamiento haya paralizado la negociación con el Principado sobre la plaza de toros. Además, el gobierno se comprometió a cumplir la ley respecto al callejero franquista.

Compartir el artículo

stats