23 de mayo de 2020
23.05.2020
La Nueva España

Fallece a los 86 años Manuel Pedreira, exdirectivo del Oviedo

Economista de profesión, trabajó para la Central Lechera, donde fundó su histórico equipo ciclista

23.05.2020 | 00:54
Manuel Pedreira.

Oviedo llora estos días la muerte de un hombre "encantador, campechano y espontáneo". Así define el dermatólogo José Sánchez del Río a Manuel Pedreira, trabajador jubilado de la Central Lechera, donde pasó buena parte de una vida en la que destacó, además de por sus cualidades para hacer números, por su papel como directivo del Real Oviedo del último ascenso a Primera División y como gerente del club ciclista CLAS, con el que puso el nombre del deporte asturiano en primera línea nacional.

El corazón de Pedreira dejó de latir después de 86 años llenos de vida. Hermano del expresidente del Tribunal Económico-Administrativo Ricardo Pedreira, fallecido en 2013, ambos eran naturales de Mondoñedo (Lugo), pero se trasladaron a Asturias en los años 50 del siglo pasado, donde iniciaron brillantes carreras profesionales.

Manuel Pedreira era director económico-financiero de la Central Lechera Asturiana (CLAS) cuando un grupo de trabajadores reclamaron ayuda para crear un equipo ciclista aficionado presidido por Román Pintado en 1980. No dudó en brindar apoyo económico a la iniciativa que finalmente fraguaría en un equipo profesional y ganador de tres Vueltas a España en el que ejerció como gerente. "Nunca se me olvidará cuando me dijo que lo importante no era ganar carreras, sino dar buena imagen de la compañía", apunta Silvino Díaz, quien fuera asistente del histórico José Manuel Fuente "El Tarangu" en la dirección técnica del CLAS.

Entre 1984 y 1988 Pedreira fue directivo del Real Oviedo de la mano de José Manuel Bango. "Manolo era el presidente y decidía, pero el peso de los números lo llevaba Pedreira", apunta Sánchez del Río en la misma línea que Evelio González, otro de los responsables del ascenso azul de los ochenta, que se refiere al fallecido como una persona "muy activa, afable y dicharachera".

Pedreira falleció el miércoles en Oviedo, donde residía, y fue enterrado en su Mondoñedo natal. Deja esposa, Lydia Menéndez, tres hijos y tres nietos, además de una huella imborrable en la historia del deporte asturiano.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído