08 de junio de 2020
08.06.2020
La Nueva España

La Fiscalía pide prisión para el joven que huyó a 140 por hora y arrastró a un policía en Oviedo

El hombre fue detenido después de una persecución por Teatinos y de que un coche patrulla le cerrase el paso a alta velocidad

08.06.2020 | 08:25
Momento de la detención, el viernes, junto al HUCA.

La Fiscalía del Principado de Asturias solicitó ayer al Juzgado de Instrucción número 3 de Oviedo el ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza, del detenido por arrastrar a un policía con su coche, huir a 140 kilómetros por hora y protagonizar una persecución por las calles de la ciudad.

El Ministerio Fiscal basa su solicitud en la gravedad de los hechos que se imputan al detenido, al ser constitutivos de un delito de apropiación indebida, de otro de conducción temeraria y uno más de atentado con utilización de instrumento peligroso, en concurso con dos delitos de lesiones. La Fiscalía también entiende que existe riesgo elevado de reiteración delictiva del detenido.

Los hechos sucedieron el viernes, cuando los agentes de la Policía Local de Oviedo se acercaron a la furgoneta de un joven de 23 años que estaba aparcado en el Rubín, frente al cuartel, y llamó a los agentes. Los policías notaron que presentaba "una gran excitación". Al sospechar que podía ir bebido o drogado, le ordenaron que apagase el contacto y le pidieron la documentación, pero el hombre se negó. Por el contrario empezó a decirle a uno de los policías frases del tipo: "¡Ojos azules, me estás persiguiendo, me estás persiguiendo!". En ese momento, el agente introdujo medio cuerpo por la ventanilla e intentó hacerse con las llaves del vehículo, pero el detenido aceleró y se lo llevó colgando. El policía reflejó en el atestado que la furgoneta iba directa contra su compañero, pero que pudo mover el volante y cambiar la dirección antes de que se lo llevase por delante. Después de varios metros recorridos, el agente acabó estampándose contra el suelo.

Después de eso, V. F. F., iniciales a las que responde el joven detenido, emprendió la huida a toda velocidad en dirección a la Avenida de Roma, en el barrio de Teatinos, en las inmediaciones del HUCA. Entró en la calle en dirección contraria y varios coches tuvieron que apartarse para evitar la colisión. Mientras tanto, varias patrullas policiales ya se habían unido a la persecución y la escena parecía de película. Al llegar a la calle Juan Antonio Álvarez, la furgoneta estuvo a punto de atropellar a una mujer que se disponía a cruzar por el paso de cebra.

El velocímetro de las patrullas policiales llegó a marcar 140 kilómetros por hora. Una de esas patrullas logró parar la carrera del joven y detenerle.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook