Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

NUEVO PRESIDENTE DE LA CÁMARA DE COMERCIO DE OVIEDO

José Manuel Ferreira: "No puedo sustituir el liderazgo de Paniceres pero sí seguir las líneas de su trabajo"

"Asturias necesita consenso, olvidar su excesiva mentalidad burocrática y doblegar la resistencia al cambio"

José Manuel Ferreira, ayer, en la Cámara de Comercio.

José Manuel Ferreira, ayer, en la Cámara de Comercio. MIKI LÓPEZ

- Menuda papeleta, ¿no?

-La verdad es que sí; es una circunstancia sobrevenida que asumo con responsabilidad y compromiso. Lo más importante es que Carlos pueda recuperar su salud y vuelva en un periodo de tiempo lo más corto posible.

José Manuel Ferreira (Vigo, 1959) es desde ayer presidente de la Cámara de Comercio de Oviedo porque Carlos Paniceres se hace a un lado. El consejero delegado de Transinsa, la concesionaria del servicio de ambulancias en Asturias, estaba a punto de cumplir dos años al frente del órgano empresarial pero los médicos le han echado el alto, le apartan de su actividad frenética para preservar su salud porque se había convertido en una bomba a punto de estallar. Ferreira, promotor inmobiliario, la cara visible del proyecto que quiere resolver el agujero negro de la parcela del Vasco, salta al campo de juego con la idea de dar continuidad a un proyecto en cuya gestación tuvo mucho que ver. Lo hace apostando por el regreso del ya expresidente.

- ¿Cómo va a llenar el hueco que deja Paniceres?

-Eso no se puede hacer. Su liderazgo es insustituible, no puedo ni pretendo remplazarle. Tenemos las ideas muy bien planteadas y mi mandato está estructurado para seguir las líneas de su trabajo que ya nos habíamos marcado.

- Llega como interino pero sin embargo accede a la presidencia, ¿no podía hacerse cargo como vicepresidente hasta el regreso de Paniceres?

-Carlos lo quiso así porque realmente tiene que comprometerse durante un tiempo con su salud. No vale hacer las cosas a medias. Así se lo han dicho los médicos. Será un cambio brusco para él, le va a costar porque todo lo hace con gran intensidad.

- ¿Qué tal la primera mañana?

-Frenética. Me llevará el día y parte de la noche responder los mensajes. Ya sabíamos que sería un día difícil para los dos.

- ¿Qué aportará usted a la Cámara de Comercio?

-Ya le digo que no tengo el liderazgo de Carlos, ni se me ocurre querer estar a su nivel. Aportaré trabajo, conocimiento de la Cámara, he participado en muchas estrategias de esta casa, sé muy bien cuál es nuestro carácter y creo que conocemos muy bien las necesidades de esta región.

- ¿Qué son...?

-Lo más acuciante es buscar consensos en Asturias. Es imprescindible que las administraciones se pongan de acuerdo; la autonómicas, las locales, la nacional; que los agentes sociales empecemos a confiar los unos en los otros y a entender que de esto o salimos juntos o va a resultar muy difícil. En eso somos especialistas en la Cámara, en el debate y en el consenso, somos mejores de lo que la gente cree.

- Un poco utópico, ¿no? Mucho consenso pone usted por delante.

-Tanto como distópica fue la ciudad y la región que vimos hace un par de meses. Recuerdo ir desde casa hasta la Cámara y Oviedo parecía de ciencia ficción. Sí, podemos pasar de la utopía a la distopía pero es necesario que cada vez más gente entienda que Asturias necesita un modelo de consenso ineludible para resolver algunas de sus urgencias. Debemos olvidar las barreras de la burocracia y la resistencia al cambio, hay que doblegar todo eso. Asturias tiene una mentalidad burocrática excesiva y hay que acabar con ella.

- ¿Y qué le falta a Oviedo?

-Lo mismo. Consenso, innovación, agitar conciencias, despertar espíritus dormidos, cambiar la mentalidad burocrática. Necesita dinamismo, actividad. Oviedo tiene que ser respetuosa con su pasado y tradiciones pero tremendamente moderno. Necesita como el comer La Vega de la Innovación, hace falta ese espacio de ruptura.

- Hablamos de una cuestión principalmente urbanística.

-No. Es más un proyecto mental. Lo importante es lo que tiene que acompañar al urbanismo. Son muchas piezas. El eje sería la fábrica de armas, pero también está la fábrica de gas, el gran centro cívico de Oviedo que será el Vasco, también el HUCA y su entorno de industria biosanitaria. Esto quedaría vertebrado por un bulevar que se llame como se llame debe conectarlo todo, pero hablamos más de un espacio mental que urbanístico.

- A la Cámara le gusta el plan de recuperación de Oviedo que ha presentado el Ayuntamiento.

-Sí. Nos parece acertado. Llegan en el momento oportuno, con la agilidad necesaria y con una cuantía suficiente como para que se perciban. Y ponen el foco en las áreas más necesarias.

- ¿Qué me dice del primer año del nuevo gobierno municipal?

-Positivo. Nos ha dado muestras suficientes de que había ganas de transformación en el Ayuntamiento.

- ¿Se encuentran más cómodos con este gobierno de PP y Ciudadanos que con el anterior, con Somos, PSOE e IU?

-Nos encontramos cómodos con quienes trabajan por la ciudad y con las personas que podemos compartir proyectos. Tambíen se hizo con equipos de gobierno anteriores y con el que hay ahora estamos muy a gusto, tenemos buena sintonía.

- No es usted muy de hacer críticas

-Si quiere buscar protestas no vaya a la Cámara de Comercio de Oviedo. Nosotros somos de propuestas, no de protestas. Pero sí tenemos espíritu crítico. Cuando vemos algo que no nos gusta, hacemos una propuesta y tratamos de defenderla. Y si se analiza, ahí estará la crítica. Se es más eficiente consensuando y cooperando. Una protesta sin un compromiso detrás es estéril.

- ¿Incluye en ese consenso destensar la relación entre la Cámara de Comercio y la Federación Asturiana de Empresarios FADE)?

-Por supuesto. Desde aquí nunca hubo tensión, sí desde otras partes, ellos tendrán que dar explicaciones. Cuando empezó la crisis ofrecí en un artículo en este periódico nuestra colaboración a toda la sociedad asturiana y, en especial, a las organizaciones empresariales, a los ayuntamiento y, con carácter nominal a la FADE.

- ¿Hubo retorno?

-No el que hubiéramos deseado, pero las puertas de esta Cámara siempre estarán abiertas para ellos.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats