13 de junio de 2020
13.06.2020
La Nueva España

El fiscal solicita expulsar del país al ladrón de un chalé en Olivares

El asaltante, de nacionalidad albanesa, usó un inhibidor para anular la alarma de la casa y robó joyas y 800 euros en metálico

13.06.2020 | 01:08
El fiscal solicita expulsar del país al ladrón de un chalé en Olivares

La Fiscalía del Principado de Asturias solicita la expulsión de España durante diez años de un albanés acusado de robar en un chalé de Oviedo o una pena de cárcel de tres años. Los hechos se remontan a marzo de 2019, cuando, según el ministerio fiscal, el acusado usó un inhibidor de frecuencia para anular la alarma de la casa, un adosado en la calle Cuesta de Olivares, y entró por un ventanal con puerta corredera situado en la terraza de la entrada principal. Una vez en el interior del inmueble se llevó joyas y 800 euros en metálico.

La vista oral está señalada para el lunes en el Juzgado de lo penal número 3 de Oviedo, a las 10.00 horas. La Fiscalía considera que los hechos son constitutivos de un delito de robo con fuerza en casa habitada, mientras que el perjudicado no efectúa reclamación alguna al haber sido indemnizado por su aseguradora con un total de 2.343,86 euros. El ladrón estaba en España en situación regular. Accedió a la vivienda entre las 19.00 y las 21.30 horas y la recorrió a sus anchas hasta encontrar un botín. Ni siquiera tuvo piedad de la hucha de un menor residente en la casa, que no dudó en abrir para llevarse los ahorros acumulados por el adolescente durante una larga temporada. Del mismo modo, se llevó las joyas de la abuela. Los afectados temieron entonces que los delincuentes llevasen un tiempo controlando sus movimientos, pues se trata de una casa en la que siempre suele haber alguien salvo excepciones, como ocurrió durante dos días aquella semana. Aquel no fue el primer caso de ese tipo en el barrio. En agosto otra familia sufrió un asalto totalmente idéntico.

Un botín similar, de joyas y dinero, se llevaron los ladrones hace dos años de varias viviendas del entorno del Parque de Invierno, aunque se trataba de una banda organizada. En febrero destrozaron un piso de la avenida Pedro Masaveu y asaltaron otro. Ambos en la misma planta. Entre las hipótesis barajadas estaba que los asaltantes tuviesen controlados a los habitantes de las viviendas. En su seguimiento pudieron detectar la ausencia de gente durante una franja horaria concreta y que en una de las casas vivía un matrimonio sin hijos que podría haberles llevado a pensar que guardaban más dinero. Revolvieron todos los cajones y armarios, buscaron por los rincones e incluso fueron más allá en un piso llegando a levantar las paredes en busca de una caja fuerte empotrada.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído