Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Quintana y la parte alta del Rosal pasan a ser peatonales mañana

Los técnicos municipales aún no se han pronunciado sobre la viabilidad de que la calle Santa Susana sea de doble dirección

Quintana y la parte alta del Rosal pasan a ser peatonales mañana

Quintana y la parte alta del Rosal pasan a ser peatonales mañana

El plan de peatonalizaciones puesto en marcha por el Gobierno municipal gana a partir de mañana dos nuevas calles, Quintana y el tramo de Rosal que va desde Martínez Marina a Santa Susana.

Lo que, al menos de momento, queda aplazado es la reordenación de la calle Santa Susana, para la que se preveía circulación de doble sentido desde la plaza de San Miguel a la calle Marqués de Santa Cruz. El concejal de Seguridad Ciudadana, José Ramón Prado, explica que "los técnicos municipales aún no se han pronunciado definitivamente sobre la viabilidad de esa medida, a la vista de algunas complicaciones relacionadas con la capacidad de la calle, los elementos urbanos que sería necesario modificar, como alguna de las farolas del tramo, o su incidencia en el conjunto de la red viaria de la zona".

"Algunos cálculos también apuntan a que podrían originarse ciertas dificultades respecto al cruce de vehículos de grandes dimensiones en puntos determinados de la calle, lo que podría derivar en retenciones puntuales", señala Prado. El concejal estima que el hecho de que en estos momentos no haya transporte escolar "complica evaluar la evolución del tráfico en esta zona, por lo que se continúa con el estudio de soluciones o alternativas". "De igual forma, se está pendiente de ver cómo responde el tráfico en el conjunto del área antes de tomar decisiones definitivas", añade el edil.

Una vez que culmine esta fase de adaptación de las áreas restringidas al tráfico al nuevo uso peatonal, la Concejalía de Seguridad Ciudadana habilitará los carriles de circulación comprendidos en el espacio determinado por las calles Mendizábal, Riego, Pozos, Fruela, Rosal y Quintana como de prioridad ciclista. "Queremos fomentar la circulación ciclista compartida con los actuales carriles de circulación, con el fin de aumentar la seguridad del usuario de la bicicleta y advertir al resto de usuarios de su presencia", detalla Prado.

Así, se van a poner en esas calles las preceptivas marcas viales ya habituales en otros puntos de la ciudad, la señal 30 y el símbolo de ciclocalle sobre el pavimento.

En lo más inmediato, las peatonalizaciones que se estrenan mañana obligan a poner en marcha medidas de señalización para reordenar el tráfico. Básicamente, en el entronque de la calle Rosal con Martínez Marina se modificará la marca vial existente, habilitando el sentido obligatorio hacia Cabo Noval. Además, se instalará un poste que contendrá la señal vertical de circulación prohibida y un panel complementario que incluirá el texto "zona peatonal excepto carga y descarga de 8 a 20 horas, residentes, taxis, bicis y parking del centro comercial".

En cuanto al entronque de la calle Quintana con Santa Susana se procederá a modificar la marca vial de flecha, para colocar una vertical de giro a izquierda prohibido. Sobre el mismo poste irá otro panel complementario, que incluirá un texto con las mismas condiciones de carga y descarga, residentes, taxis y tránsito de bicicletas.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats