05 de julio de 2020
05.07.2020
La Nueva España

Radio Cucaracha se queda sin voz

La histórica emisora libre ovetense, la más longeva de España, atraviesa una severa crisis y busca apoyos para no cerrar

05.07.2020 | 01:22
Radio Cucaracha se queda sin voz

Radio Cucaracha (RQK), la emisora libre más longeva de España, las pasa canutas y podría dejar de sonar después de 37 años de programación ininterrumpida si su situación económica no mejora en los próximos meses. Los gastos llevan tiempo superando a los ingresos, pero los efectos del coronavirus han servido para empeorar drásticamente la situación y podrían suponer la puntilla para una entidad que forma parte de la historia de Oviedo y que ahora mismo resiste a duras penas en su local del barrio de Ciudad Naranco. No en vano, la asociación que gestiona la radio, el Club Cultural de Oviedo, es una de las que se beneficia de las ganancias recaudadas durante las fiestas de San Mateo en el chiringuito "Pinón Folixa", que este año, al igual que el resto, no será instalado en Porlier para evitar aglomeraciones y contagios. Esa decisión supone un auténtico palo para los responsables de la entrañable Radio Cucaracha.

"La verdad es que nos encontramos en una situación muy complicada. La colaboración con el Pinón Folixa nos reporta entre 3.000 y 4.000 euros que nos sirven para tapar muchos agujeros durante el año y que este año no van a entrar en caja", explica el presidente del Club Cultural de Oviedo, José Francisco Álvarez.

Es evidente que Radio Cucaracha no vive sus mejores momentos. Actualmente sólo hay alrededor de treinta socios que paguen la cuota, una cantidad mensual que ha subido de diez a veinte euros. "Tenemos que pagar el alquiler del local, la electricidad, el agua, los servicios de internet, los gastos que generan los equipos... No da para todo. Ahora mismo todavía estamos tirando del remanente, pero rezamos para que no se produzca una avería grave porque no podríamos afrontarla", reconoce Ángel González, que hace de técnico de sonido y es el hombre que se encarga del mantenimiento de los equipos. "Nunca hemos dependido de nadie. Somos independientes y nos autogestionamos. No tenemos ánimo de lucro y no emitimos ninguna clase de publicidad, pero todo eso cuesta mucho esfuerzo y ahora mismo estamos en una situación difícil" recalca González.

Para intentar revertir la situación, los integrantes del Club Cultural de Oviedo han lanzado una campaña dirigida a la captación de nuevos socios o colaboradores. "Con vuestras aportaciones, nuestra situación podría estabilizarse y hasta mejorar. Es por ello que os pedimos ayuda para poder continuar con nuestra labor de comunicación libre, más necesaria que nunca en estos tiempos inciertos. Radio QK depende y sólo se entiende por el apoyo de la comunidad", recoge el comunicado que la asociación está difundiendo por Oviedo y a través de las redes sociales. Desde Radio Cucaracha piden colaboración para salvarse e invitan a los ovetenses a sumarse a la campaña de varias formas: asociándose al club pagando un recibo anual de entre 20 y 50 euros, con donaciones a través de la cuenta ES32 3035-0370-29-3700008547 (Club Cultural de Oviedo) o aportando ayudas en metálico.

Tampoco estaría mal la colaboración municipal para que Radio QK siga sonando a través del 107.3 de la FM. "En Gijón, por ejemplo, se ha declarado patrimonio cultural de la ciudad a Radio Kras, que es una emisora hermana a la nuestra. Por esta radio han pasado muchos profesionales que después se han dedicado al periodismo y mucha gente más anónima que la lleva en sus corazones", señala José Francisco Álvarez, que tiene previsto ponerse en contacto con el Consistorio para solicitar "algún tipo de actividad" en Ciudad Naranco por San Mateo para tratar de recaudar fondos para la causa. "Lo primero que hay que hacer es mirar por la salud, pero están hablando de llevar la fiesta a los barrios y quizá nosotros podamos hacer algo en Ciudad Naranco respetando la normativa", propone.

Por los micrófonos de Radio Cucaracha han pasado infinidad de ovetenses. Gustavo Bueno o Vicente Álvarez Areces llegaron a ser socios del Club Cultural de Oviedo. Actualmente, gente como Antonio Oliver, que está a punto de cumplir los 72 años, sigue haciendo programas en Radio QK. "Si me quitan esto me hunden", lamenta.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído