Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Principado respalda el plan de Oviedo para quitar burocracia a las licencias

La modificación del reglamento de ordenación del territorio quiere llevar al máximo los supuestos en los que basta una declaración responsable

El Principado respalda el plan de Oviedo para quitar burocracia a las licencias

El Principado respalda el plan de Oviedo para quitar burocracia a las licencias

Desde el cambio de actividad de un local a pequeños trabajos en una vivienda. El área de Urbanismo del Ayuntamiento de Oviedosigue empeñada en que los muchos supuestos que todavía exigen la obtención de una licencia queden liberados de ese requisito y que los ciudadanos puedan llevar a cabo

Ese apoyo de la administración regional a la administración local para aligerar la burocracia en un área tan sensible como Licencias se plasma en un trabajo conjunto de los responsables de Urbanismo de Oviedo con la Dirección General del Principado en la propuesta de modificación del reglamento de ordenación del territorio y urbanismo (ROTU) donde se pretende ampliar el régimen de las declaraciones responsables.

Con ese cambio en la norma regional Jorge Mier confía en que Oviedo pueda ir "más allá". "La idea", explica, "es que todas las actividades no clasificadas, las que no presentan un impacto ambiental importante, se puedan tramitar de esta forma, incluyendo también al adecuación de locales para realizar determinadas actividades o pequeñas intervenciones en viviendas, que a día de hoy exigen la obtención de una licencia de obra menor".

Además de la posibilidad de que los vecinos de Oviedo que se encuentren en esas situación no tengan que pasar por el atascado servicio de licencias y puedan saltarse el trámite con una declaración responsable o una comunicación previa, el área de Urbanismo está trabajando en paralelo con los servicios jurídicos del área en la redacción de una instrucción que aporte seguridad jurídica al profpio servicio. Se trata, explica Mier, de "detallar en qué términos se solicitará la declaración, los casos previstos, cómo regular también las comunicaciones previas y que esa instrucción no solo funcione a efectos internos, del servicio, sino que se comunique a todos los administrados y los colegios profesionales para que la conozcan sus colegiados".

Se trata, por tanto, de una segunda parte del plan centrada en comunicar las nuevas facilidades a los vecinos y a los profesionales que gestionan este tipo de permisos.

Por otra parte, Jorge Fernández-Mier también apuntó a otras estrategias para mejorar el servicio de licencias municipal. Uno se basa en introducir más personal y reordenar el existente. Mier participó, de hecho, desde el despacho en el que trabajaba en 2012, en la elaboración de la relación de puestos de trabajo del Ayuntamiento de Oviedo, y conoce los problemas que ya se presentaban entonces. "Luego se fueron agravando con jubilaciones y las limitaciones de la tasa de reposición", admite. Ahora, uno de sus primeros cometidos será, por tanto, fusionar licencias y planeamiento en un único servicio y destribuir al personal entre técnicos y jurídicos, lo que, señala, junto a la incorporación de más personal, permitirá que "el personal pueda ser un poco más polivalentes en sus funciones, y que puedan colaborar y crear equipos técnicos y jurídicos para trabajar de forma más ágil".

Mier también contesta a las críticas del atasco de licencias afirmando que ahora mismo el servicio está "bastante al día en lo referido a obra mayor, informando en un plazo de entre dos y tres meses los asuntos nuevos". El director general de Urbanismo sí admite que hay algún problema de tapón pero que se circunscribe a expedientes "que vienen de atrás".

Precisamente ayer la portavoz de Somos, Ana Taboada, denunció la "ralentización" de la concesión de licencias municipales desde la llegada al gobierno de la coalición del PP y Cs. La edil califica las mejoras en materia de tramitación de permisos anunciadas por el ejecutivo como "la gran mentira" del concejal de Urbanismo e Infraestructuras, Nacho Cuesta. Taboada sostiene que frente "a los anuncios grandilocuentes" de Cuesta, las estadísticas dicen que en 2019 se tramitaron 620 licencias menos que en el año anterior a pesar del descenso abrupto de los trámites. "Por primera vez en muchos años se va para atrás", declaró Taboada.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats