28 de julio de 2020
28.07.2020
La Nueva España

La Orquesta se reinventa en el Calatrava

Oviedo Filarmonía ensaya por primera vez en el Palacio de Congresos ante los conciertos que ofrecerá en el edificio histórico de la Universidad

28.07.2020 | 01:15
La Orquesta se reinventa en el Calatrava
La Orquesta se reinventa en el Calatrava

La orquesta Oviedo Filarmonía (OFIL) inició ayer los ensayos para el ciclo de conciertos que ofrecerá desde el jueves y hasta el 27 de agosto en el patio del edificio histórico de la Universidad. Esos ensayos se celebran en la sala de cristal del Palacio de Exposiciones y Congresos del edificio de Calatrava, en Buenavista, algo de lo que los componentes de la orquesta están "encantados", en palabras de la gerente de la formación, María Riera.

Por el momento, esta nueva sede es provisional pero a la orquesta no le importaría que fuese algo más definitivo. "Aquí nos tratan muy bien y la acústica es muy buena", subrayó Riera después de reconocer que "el fin último de este edificio es acoger congresos, así que nuestra presencia es provisional mientras no se reactive el sector de las reuniones". Aun así, insistió, "el compromiso con el Ayuntamiento es utilizar esta sala siempre que sea posible". Esto no quiere decir que Oviedo Filarmonía abandone, ni mucho menos, su sede habitual en los bajos del teatro Filarmónica, sino que cuando las condiciones lo permitan ensayarán en el Calatrava. De no poder hacerlo en Buenavista volverán al Filarmónica, donde ya se han hecho los estudios necesarios para certificar que se pueden realizar ensayos de la orquesta, eso sí, en formatos reducidos.

En este regreso a la actividad presencial, la orquesta ovetense recibió ayer el apoyo del alcalde de la ciudad, Alfredo Canteli, que quiso estar presente en esos primeros compases de la formación. Canteli está convencido de que Oviedo Filarmonía "es un gran patrimonio" para la ciudad. El Alcalde insistió en que desde el Ayuntamiento "vamos a defender a muerte a la orquesta".

Oviedo Filarmonía suspendió toda su actividad presencial a principios del pasado mes de marzo. Tenían previsto un concierto didáctico en el colegio de Ventanielles para el 11 de ese mes y ya en ese momento decidieron hacerlo de forma virtual, con la orquesta en el Filarmónica emitiendo en "streaming" para los alumnos del centro educativo. A partir de ese momento, todo se paró para ellos durante cuatro meses, aunque los músicos no dejaron de tocar y muchos de los componentes de la formación ofrecieron su música por internet durante los días más duros del confinamiento con la intención de acompañar a los aficionados a la música clásica. Oviedo Filarmonía participó también en el ciclo "Cultura de salón", organizado por la Fundación Municipal de Cultura durante el estado de alarma.

Ante la vuelta a los escenarios, María Riera confirmó que los músicos "tenían muchas ganas" de regresar a tocar ante el público, aunque se deberá hacer manteniendo todas las medidas de seguridad necesarias para evitar contagios.

Ayer ya se pudo ver en el primer ensayo que la orquesta ha diseñado un protocolo a seguir por sus componentes. Todos los músicos acudieron al ensayo con mascarilla y solo se la quitaron los que por el instrumento que tocan, vientos, es necesario que tengan libre la boca. En esta sección, la de vientos, se colocaron además mamparas para evitar que las gotículas de saliva puedan alcanzar a otros músicos. También cada uno de ellos dispone de papel para la limpieza de sus instrumentos, se han colocado cubos de basura de pedal y geles hidroalcohólicos por toda la sala.

De este modo, ilusionados aunque con medidas que hacen extraño el trabajo, Oviedo Filarmonía vuelve "con muchas ganas a los ensayos" para, como explicó su gerente, ofrecer un ciclo de nueve conciertos en el patio de la Universidad dentro de la programación diseñada por la Fundación Municipal de Cultura para los meses de verano. María Riera explicó que se trata de conciertos de formato pequeño, "con un máximo de 35 músicos" y que tendrán lugar todos los lunes y jueves entre este jueves, 30 de julio, y el próximo 27 de agosto. Las sesiones serán a las 20 horas y el acceso es gratuito hasta completar el aforo, que se ha reducido respecto a años anteriores para este tipo de eventos.

Al frente de la orquesta estará el director Lucas Macías, que debutó dirigiendo a Oviedo Filarmonía en octubre del año pasado y que también se está haciendo cargo de los ensayos, "todo un lujo", apuntó la gerente de la formación.

La música clásica, una de las señas de identidad de la ciudad, volverá a sonar este jueves. Lo hará con Händel y Mozart.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook