31 de julio de 2020
31.07.2020
La Nueva España

El fiscal solicita seis años para el hombre que atropelló a Mamel Castañón en Oviedo causándole la muerte

El ministerio público acusa a "Pichurry" de darse a la fuga tras el suceso y de irse a un club de alterne

31.07.2020 | 12:53
El fiscal solicita seis años para el hombre que atropelló a Mamel Castañón en Oviedo causándole la muerte

La Fiscalía del Principado de Asturias solicita seis años de prisión y ocho de retirada del carnet de conducir para Iván García González, conocido como Pichurry, el hombre que atropelló a José Manuel Castañón Osorio causándole la muerte en la calle Argüelles de Oviedo. La muerte de Mamel se produjo a las tres y media de la madrugada del 26 de mayo del año pasado. "Pichurry", según el escrito de la Fiscalía, se dio a la fuga después de arrollar a la víctima, fue a tomar unas copas a un local Colloto y después se marchó a un club de alterne hasta por la mañana. El escrito de acusación provisional del Ministerio Público ya ha sido presentado en el Juzgado de Instrucción número 1 de Oviedo.

El Ministerio Fiscal sostiene que la noche de los hechos el acusado circulaba en un Honda Civic por la calle Argüelles, en Oviedo, procedente de la Plaza de La Escandalera, en un tramo con sentido único de circulación, con dos carriles amplios (el acusado iba por el izquierdo) y una limitación de velocidad de 30 kilómetros por hora. Conducía "sin prestar la mínima atención y a velocidad excesiva, notoriamente superior a la señalada". Así, no se detuvo ante la presencia de Mamel, que en ese momento cruzaba la calle de derecha a izquierda. El fallecido, según el escrito del fiscal, fue alcanzado por el vehículo, se golpeó contra el capó y el parabrisas delantero y salió volando por el aire hasta dar contra un semáforo, desde donde rebotó y quedó tendido en el centro del carril izquierdo, unos metros más adelante.

El acusado, a pesar de que llevaba la luna delantera rota a consecuencia del atropello, lo que le dificultaba la visibilidad, y de que era plenamente consciente de lo que había sucedido, continuó circulando sin detenerse ni prestar la más mínima atención a la víctima hasta llegar a la localidad de Colloto. Pichurry estacionó el coche en las proximidades del establecimiento de hostelería "Lo de Marce", entró en el local y permaneció en su interior hasta las 4.31 horas, momento en que solicitó un servicio de taxi para desplazarse al club de alterne "Delphos", en cuyo interior estuvo hasta las 8.30 horas. Siempre según el escrito del fiscal, el acusado volvió a su casa en otro taxi y una vez allí fue localizado y detenido por miembros de la Policía Local de Oviedo. A consecuencia de los hechos, José Manuel Castañón Osorio, que tenía 43 años, falleció en el mismo lugar del atropello.

La Fiscalía considera que los hechos son constitutivos de un delito de conducción temeraria en concurso con un delito de homicidio por imprudencia grave. También acusa a Pichurry por un delito de abandono del lugar de los hechos. En concepto de responsabilidad civil, el Ministerio Fiscal solicita que el acusado, y como responsable civil directa y solidaria la compañía de seguros, indemnice a la familia de Mamel Castañón --madre, padre y sus dos hermanos-- con un total de 197.073 euros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído