01 de agosto de 2020
01.08.2020
La Nueva España

Las ciudades de Valladolid, Cartagena y Sigüenza también aspiran a la declaración

El eje madrileño del Prado y el Retiro tiene la candidatura muy avanzada y no competiría con la de Oviedo, que está por concretar

01.08.2020 | 01:44
Los restos de la muralla medieval de la calle Jovellanos.

Alfredo Canteli, alcalde de Oviedo, ha dejado claro que la iniciativa para que la ciudad aspire a ser declarada Patrimonio de la Humanidad va a ir adelante y que se encauzará definitivamente a la vuelta de las vacaciones de verano. Lo cierto es que si se quiere tener éxito no hay demasiado tiempo que perder. La tramitación es complicada y hay otras ciudades españolas que también están interesadas en el reconocimiento de la Unesco, entre ellas Valladolid, Cartagena o Sigüenza.

Quien ya parece tener la candidatura muy encarrilada, por lo que no sería competencia para la de Oviedo, que está en pañales, es la del eje madrileño formado por el paseo del Prado y el Retiro. La iniciativa se basa en que se trata de un espacio urbano en el que el 70 por ciento de las 190 hectáreas son verdes y reúne una veintena de bienes de interés cultural.

Hasta la fecha, quince ciudades españolas ya han recibido la distinción de la Unesco y se han agrupado en una asociación. Son Alcalá de Henares, Ávila, Baeza (Jaén), Cáceres, Córdoba, Cuenca, Ibiza, Mérida, Salamanca, San Cristóbal de la Laguna (Santa Cruz de Tenerife), Santiago de Compostela, Segovia, Tarragona, Toledo y Úbeda (Jaén).

Las ciudades que forman parte de la red de la Unesco disfrutan de numerosos beneficios, sobre todo en el campo de la promoción turística, pero también se enfrentan a una serie de obligaciones. Según fuentes del colectivo, entre ellas figuran el mantenimiento de los cascos históricos; una protección medioambiental que en muchos casos ha sido degradada por intervenciones modernas no muy afortunadas; la restauración y rentabilización de buena parte del patrimonio de carácter monumental y todos aquellos problemas que se derivan del hecho de combinar una configuración urbana del pasado con la vida actual

La asociación de la que Oviedo aspira a formar parte va a poner en marcha de manera inmediata un plan para captar turismo nacional. El presupuesto de las actuaciones previstas alcanza los 243.000 euros. Además, los representantes municipales también acordaron retomar la promoción internacional de la marca a comienzos del próximo año. Tal y como se decidió en una asamblea celebrada recientemente, el colectivo va a destinar las subvenciones estatales más recientes a establecer protocolos de seguridad ante el coronavirus, a mejorar la señalización urbana y a la edición de diversos mapas turísticos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook