09 de septiembre de 2020
09.09.2020
La Nueva España
NARANCO

Dos asociaciones de Fitoria rivalizan para dinamizar y mejorar la localidad del Naranco

"Vecinos por Fitoria", que acaba de constituirse, acusa de inactividad a la agrupación que preside García Lobo, que se defiende: "Estamos vivos"

09.09.2020 | 01:05
De izquierda a derecha, Susana Cuesta, Carmen Villa, Kike Menéndez y Sheila Álvarez. Al fondo, Ana Vélez y Lourdes Noval.

Fitoria tiene una nueva asociación vecinal y sociocultural. "Vecinos por Fitoria" acaba de constituirse formalmente tras recibir el visto bueno del Principado. Sus ocho fundadores han esperado casi diez meses a tener la luz verde de la Administración regional, en parte por el papeleo y en parte por el parón administrativo del covid-19. Su objetivo es dinamizar la localidad de la falda del Naranco con actividades para todos y cubrir el, a su juicio, vacío e inactividad de la Asociación de Vecinos de Pando, Fitoria y Villamejil, presidida por José Manuel García Lobo.

A medio plazo pretenden organizar una exposición de belenes que pueda competir en concursos, talleres de manualidades y una campaña de recogida de alimentos no perecederos para el Banco de Alimentos. "Nos gustaría hacer más, pero el coronavirus impide algo tan básico como hacer reuniones multitudinarias", explica Lourdes Noval, secretaria de la agrupación, que también subraya la intención de "Vecinos por Fitoria" de trabajar por mejorar los servicios e intereses de esta parroquia. Por ejemplo, la instalación de papeleras o el desbroce de maleza. La nueva asociación cuenta con un centenar de inscritos, aunque todavía no ha establecido una cuota, que será de 12 euros al año.

"Vecinos por Fitoria" realmente inició su andadura en octubre de 2019 durante una nutrida reunión de habitantes dispuestos a montar una nueva agrupación vecinal que sustituyese a la ya existente, señera y de nombre más largo: Asociación de Vecinos de Pando, Fitoria y Villamejil. Aquella velada se convirtió en un motín contra García Lobo para que dejase el cargo. Le acusaron de no hacer actividad alguna y de presidir una asociación "medio muerta". Hoy, como entonces, García Lobo niega las acusaciones y en declaraciones a este periódico asegura que su asociación sigue existiendo y tiene actividad: "Estamos vivos". De hecho, subraya que está trabajando para conseguir que el Ayuntamiento arregle la conocida como "carretera de la monja", en mal estado, y que dentro de quince días se reunirá con el Alcalde.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook