12 de septiembre de 2020
12.09.2020
La Nueva España

Cuesta defiende bajadas de impuestos "sensatas" que apuntalen el plan de rescate

Vox exige reducciones "más ambiciosas" y tilda de despilfarro contratar directores generales

12.09.2020 | 00:54
Javier Cuesta.

Las reducciones de impuestos municipales en 2021 serán más cortas que las previstas antes de la pandemia, pero servirán para apuntalar "el esfuerzo extraordinario" realizado para aprobar el plan de rescate de 21 millones de euros para la economía local. Así resume el edil de Economía, el popular Javier Cuesta, las líneas maestras de las ordenanzas fiscales de 2021 para las que Vox presentará 13 enmiendas orientadas a pedir "rebajas más ambiciosas de impuestos" y "un plan para reducir el despilfarro en tiempos de crisis".

Javier Cuesta califica como "sensatas" las bajadas de impuestos propuestas desde el ejecutivo del PP y Ciudadanos en un contexto económico "muy difícil" y marcado por la caída de la recaudación de cara a la confección de las cuentas de 2021. "A pesar del difícil panorama que se nos presenta seguimos apostando por bajar los impuestos, aunque sea menos de lo inicialmente planeado", señala Cuesta poniendo como ejemplo la reducción del tipo del IBI del 0,58% al 0,56%urbano o el IBI diferencial del 1,1% al 1,06%.

A estas reducciones suma la congelación de los precios públicos y una bajada del 25% en la tasa municipal para la colocación de terrazas por parte de la hostelería. "Son medidas que ayudarán a apuntalar el plan de rescate de manera sensata y sin descuadrar las cuentas", reivindica el también concejal de Empleo.

Las palabras de Cuesta no convencen sin embargo a los grupos de la oposición. El jueves era el PSOE quien denunció que el proyecto de ordenanzas fiscales del gobierno propone "que paguen más los que menos tienen" y ayer fue la portavoz de Vox, Cristina Coto, la que criticó por "poco ambiciosas" las rebajas planteadas por el ejecutivo local. Si bien la edil admitió la incorporación este año de varias propuestas realizadas por su grupo en 2019, considera que "se ha perdido un año" y la reducción de la carga impositiva "es más necesaria que nunca", debido a la grave situación económica generada por el coronavirus.

Cristina Coto aboga por eliminar el IBI diferencial en tres años e impulsar bonificaciones para familias numerosas, la tasa de la basura para pequeños negocios y el adecentamiento de las fachadas del Antiguo. "Estas ordenanzas son el gran instrumento para frenar la sangría económica", sostuvo para posteriormente reclamar un "plan de contención del despilfarro" que a su juicio suponen medidas como el nombramiento de tres directores generales. "Nombrar altos cargos en plena crisis es el paradigma de lo que no queremos que se haga en cuanto a gastos innecesarios", proclamó la portavoz de Vox.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído